La Rioja
La Rioja sobrevive en la élite

La Rioja sobrevive en la élite

  • La región aporta diez jugadores a las dos máximas categorías del fútbol nacional

Dani Aranzubía, Jorge López, Álvaro Rubio... Durante los años más recientes ellos (y otros) han sido los encargados de llevar la bandera de La Rioja por los campos de la élite del fútbol nacional. Sin embargo, el tiempo pasa y todos ellos han ido colgando las botas, algunos incluso tras probar suerte en el extranjero. Sus nombres ya no figuran en las convocatorias de los equipos de Primera y Segunda División, pero ha habido otros que les han cogido el relevo. En un maremágnum de nacionalidades y procedencias, un grupo de riojanos (como lo hacía la aldea de Astérix en los cómics) consigue sobrevivir entre los mejores. Una decena de futbolistas que siguen llevando con orgullo el nombre de La Rioja por las dos máximas categorías del balompié nacional.

No han sido tiempos sencillos los últimos para los riojanos de Primera División. Dos de ellos comenzaron la temporada con una camiseta, pero tuvieron que cambiar de aires y de equipo en busca de minutos. Uno lo hizo antes. Fue Borja Viguera. El ariete sólo jugó un partido de Liga con el Athletic de Bilbao al principio de la campaña y en él, curiosamente, le metió un gol al que días después iba a ser su club: el Sporting de Gijón. En tierras asturianas ha conseguido algo más de protagonismo, pero todavía no ha conseguido hallar la continuidad que busca y que le permitió ser el máximo goleador de Segunda División con el Alavés en la temporada 2013-14.

Más tarde, ya en el mercado de invierno, Rubén Pardo también hizo las maletas para mudarse desde San Sebastián hasta Sevilla. El prometedor mediocentro de Rincón de Soto había visto en las últimas fechas cortada su progresión ante la falta de oportunidades que le otorgaba Eusebio Sacristán, entrenador de la Real Sociedad. Ante esta situación, no dudó en buscar una alternativa, el Betis se la ofreció y parece que el riojano ya se ha hecho un hueco en el once titular verdiblanco. De hecho, en su estreno ante el Barcelona dejó una gran imagen, ayudando a su equipo a arrancar un punto ante los azulgrana. Ese 29 de enero será difícil de olvidar en el seno de la familia Pardo, puesto que también fue el día en el Víctor, hermano pequeño de Rubén, debutó con el River Ebro en Tercera División. Una jornada completa.

Las otras dos referencias riojanas en Primera llegan desde la portería: Toño Ramírez y Álvaro Fernández. El primero todavía no ha conseguido debutar esta campaña. La espectacular labor que está realizando Rulli le impide tener opciones de demostrar su buen hacer. El arnedano, por el contrario, sí que tuvo la oportunidad de debutar en la máxima categoría en El Madrigal a pesar de tener ficha con el segundo equipo de la entidad navarra. Tuvo que entrar al campo en sustitución de su compañero Mario, lesionado, confirmando así una gran progresión que le ha llevado, igualmente, a participar en numerosas convocatorias de las categorías inferiores de la selección española.

Ramírez y Fernández son dos ejemplos del buen nivel de porteros existente en La Rioja. De hecho, en Segunda División hay otros dos guardametas de la región, aunque ninguno está teniendo suerte esta temporada. Javi Jiménez llegó al Huesca para ser, en principio, el portero titular del conjunto aragonés pero, para su desgracia, a finales de julio y durante un partido de pretemporada ante la UD Logroñés, cayó lesionado con una rotura del ligamento lateral interno y del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha y todavía está en proceso de recuperación. Tampoco ha podido debutar aún este año Miguel Escalona con el UCAM Murcia, equipo en el que comenzó el curso el logroñés César Remón, que se incorporó a la UD Logroñés en el mercado de invierno.

Además de Escalona y Javi Jiménez, en Segunda División disfrutan del fútbol cuatro riojanos más. Pablo Hervías es el que está gozando de más minutos. Acumula, de hecho, 1.708 con el Elche y dos goles. También por encima de los 1.000 minutos está el veterano central Iñigo López, que comparte vestuario en el Huesca, aparte de con Jiménez, con otro referente del fútbol riojano en los últimos años: David López. En el Tenerife, por último, Iñaki Sáenz ha jugado doce partidos como titular, colaborando en la gran temporada que está realizando el conjunto insular, que ocupa actualmente el cuarto puesto de la tabla clasificatoria.

Futuro en las canteras

Además de estos jugadores, muchos otros futbolistas riojanos se encuentran a la espera de oportunidades en las canteras de los equipos de Primera y Segunda División. No tienen prisa. Están formándose para intentar estar preparados cuando les toque dar el salto a la élite del balompié nacional. Algunos como Víctor López (Alavés) ya saben lo que es entrenar con el primer equipo, pero su nombre no es el único que está apuntado como posible promesa de futuro.

En esa lista se pueden encontrar, entre otros, jugadores como Diego Esteban, Rodrigo Esteban, Guillermo Amelivia, Mario García o Mujaid Sadick, recientemente citado para un par de partidos amistosos de la selección española Sub'17. Estos futbolistas y muchos otros son los que tienen más números para convertirse en los Pardo, Viguera o Ramírez del futuro. Ojalá logren ese objetivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate