La Rioja

«Cuando jugaba en España no se mezclaban fútbol y política»

  • El exfutbolista del Logroñés, Oleg Salenko, sale en defensa de Zozulya

El futbolista ruso-ucraniano del Club Deportivo Logroñés, Oleg Salenko, máximo goleador del Mundial de 1994, salió ayer en defensa de su compatriota Román Zozulya, acusado de profesar ideas neonazis, y se manifestó «sorprendido» por el escándalo en España. «Estoy sorprendido del escándalo. Cuando yo jugaba en España nunca se mezclaban el fútbol y la política. Todos los países tienen problemas, tanto España como Ucrania», dijo. Salenko, que vistió las camisetas del Logroñés y también del Valencia a mediados de los años 90, relacionó la controversia con el desconocimiento de la realidad en Ucrania, que vive una guerra en las regiones separatistas prorrusas del este desde hace casi tres años.

«Zozulya simplemente apoya económicamente a los chicos que están en el frente. Es como si fuera un voluntario. Anima a sus compatriotas», señaló. En su opinión, cada persona puede asumir una postura política más o menos activa, pero considera que el rol de Zozulya es «positivo». De hecho, varios voluntarios en el este de Ucrania dieron ánimos a Zozulya en un vídeo enviado desde la zona de guerra.

«Lo que me preocupa ahora es qué ocurrirá con Zozulya. Cómo se resolverá esta situación. Yo considero que la Federación española y la FIFA deben tomar cartas en el asunto», dijo. Destacó que todos en Ucrania apoyan a Zozulya y se mostró confiado en que el seleccionador, Andréi Shevchenko, lo convoque.«Pronto tenemos un importante partido contra Croacia. Hay que buscarle una salida. Zozulya debe jugar. No es uno de los líderes, pero es un luchador que suele convertirse en revulsivo cuando salta al campo», dijo Salenko, de padre ucraniano y madre rusa.