La Rioja

FÚTBOL SALA / PRIMERA DIVISIÓN FEMENINA

Media liga para salvar la categoría

Carmen, durante un partido de esta temporada. :: sonia tercero
Carmen, durante un partido de esta temporada. :: sonia tercero
  • El Rioja inicia mañana la segunda vuelta de la temporada con el objetivo de abandonar la zona de descenso

Quince partidos jugados y sólo seis puntos en su casillero. El Rioja ha terminado la primera vuelta de la competición en la Primera División del fútbol sala nacional como colista, con una victoria en su haber y tres empates. Una situación complicada, pero que Carlos Moreno, entrenador de las logroñesas, considera posible de revertir en la media liga que resta por jugarse.

No en vano, Moreno prefiere quedarse con los aspectos positivos que le ha dejado el primer tramo de la campaña. «Está claro que no podemos estar contentos con nuestra posición en la tabla, pero pienso que el equipo ha mostrado una progresión en los últimos encuentros y que hemos terminado mejor que como empezamos», apunta. «Además, hemos dado minutos a jugadoras muy jóvenes, y eso les va a venir bien en su progresión, y la distancia con el resto de los equipos que pelean en la zona baja no es tan grande», añade. De hecho, las riojanas tienen los mismos puntos que el Leganés y sólo dos menos que el Rubí, tres menos que el Txantrea y cinco menos que el UCAM ElPozo Murcia.

Para el entrenador de las logroñesas, la clave del escaso bagaje de puntos obtenidos hasta la fecha por su equipo reside en la escasez de efectivos de la plantilla. «En prácticamente todos los partidos tenemos sólo dos o tres recambios en el banquillo, jugando además con chicas muy jóvenes», apunta. Una circunstancia que Moreno espera paliar con la llegada de alguna jugadora nueva. «El club está trabajando duro para traer algún refuerzo que aporte experiencia al grupo», recalca.

A la espera de esos posibles fichajes, el Rioja vuelve el próximo sábado a la competición. La segunda vuelta del campeonato arranca con un partido en casa ante el Ourense y, a pesar de la posición en la clasificación, Moreno ve a sus jugadoras con ganas y con posibilidades de sacar adelante la campaña. «No tengo ninguna queja de ellas, afrontan cada partido y cada entrenamiento como si fueran los últimos», se congratula el entrenador del Rioja, que ya vivió la pasada temporada una situación similar y finalmente las logroñesas lograron salvarse del descenso y permanecer en Primera. Un final feliz que el equipo quiere repetir. Queda media temporada para intentarlo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate