La Rioja

FÚTBOL FEMENINO

«Siempre dije que no viviría del fútbol, pero igual sí se puede»

Las jugadoras de España posan con los metales; a la derecha, Leyre Monente en solitario. :: l.r.
Las jugadoras de España posan con los metales; a la derecha, Leyre Monente en solitario. :: l.r.
  • La centrocampista riojana valora la medalla en Jordania tras «una experiencia única»

  • Leyre Monente Bronce en el Mundial sub-17

Leyre Monente sólo tiene 16 años, pero acumula ya muchas vivencias que le han hecho conocer mundo y madurar a velocidad de vértigo. La última se cerró hace una semana, en Jordania, donde la futbolista riojana logró alzarse, junto a sus compañeras, con la medalla de bronce. Pero el éxito no le deslumbra y, con los pies en el suelo, piensa ya en su readaptación a su ambiente, a su club, el Athletic de Bilbao, y a sus estudios. Su objetivo: recuperar cuanto antes el tiempo perdido en Primero de Bachillerato.

¿Cómo ha sido su experiencia en Jordania?

Ha sido algo único. Todos los días no se puede jugar un Mundial y voy a guardar unos recuerdos increíbles. En el equipo congeniamos rápidamente e hicimos una piña. Y eso se nota dentro del campo.

¿Se conforma con el bronce?

Hicimos un buen torneo y después de tomarnos la revancha con Alemania, perdimos contra Japón. Me da rabia porque tuvimos oportunidad de ganar, pero se notó el cansancio y que ellas, físicamente, son muy buenas. Así que nos quedaba el tercer y cuarto puesto ante Venezuela y conseguimos ganar. Volver a casa con una medalla creo que está bien, aunque pudo ser mejor.

Estuvo dos semanas en el Europeo, donde logró el oro, pero ahora ha sido un mes. ¿Se hace largo?

Se pasa muy rápido. Echas de menos a tu familia, amigos... Y todas deseábamos llegar a casa, pero también quedarnos hasta el final. Y lo logramos.

¿Siente que el fútbol femenino está en auge?

Está claro que las chicas también podemos jugar. En el caso del Mundial sub-17 se ha visto por Eurosport, pero la liga también se puede seguir por Gol y hay partidos en BeIn. Cuando yo era más pequeña, todavía no se valoraba y hasta te discriminaban. Por ejemplo, en el parque, los chicos te metían en el equipo malo o no elegían...

¿Eso forja el carácter?

Sí, al final hay que demostrar a la gente lo que vales.

¿Y cree que ese auge va a permitir a jóvenes como usted soñar con ser profesionales o va a ser sólo cuestión de unas pocas futbolistas, como Vero Boquete, que deben salir al exterior?

Siempre dije que no viviría del fútbol, pero igual sí se puede. En los últimos años ha mejorado la situación. Los clubes crecen, también las competiciones... pero queda mucho camino.

Usted milita en el Athletic, un club que cuida al fútbol femenino. ¿Cómo lo definiría?

Es un referente y nos cuidan un montón en el aspecto deportivo y en el educativo. Creo que es un ejemplo para otros equipos.