La Rioja

COPA FEDERACIÓN

El Náxara mereció más pero cae ante el Haro

Leo intenta zafarse del marcaje de Javito y Achi. :: DONÉZAR
Leo intenta zafarse del marcaje de Javito y Achi. :: DONÉZAR
  • Un gol de Urkiza a los 6 minutos de juego da la victoria a los jarreros, que se clasifican para la final de la Copa Federación

El Náxara fue de menos a más y el Haro, en cambio, de más a menos. Pero el acierto inicial de los locales valió para llevarse el encuentro, aunque fuera con una victoria por la mínima. Y es que a los seis minutos de juego Urkiza recibió un balón dentro del área del Náxara, sobre el punto de penalti, donde se encontraba libre de marca junto a su compañero Leo, y disparó raso a puerta batiendo al portero Calderón. El gol valió el pase a la final de la Copa Federación para el Haro.

Cierto es que durante la primera parte el dominio y las ocasiones fueron de los blanquinegros, tan incisivos en ataque como endebles en defensa. La zaga jarrera no estuvo bien en el arranque del encuentro, con muchos errores, imprecisiones y balones cedidos a tierra de nadie. Pero el Náxara no supo aprovechar la debilidad local y sólo en los últimos minutos de la primera parte ganó la posesión de balón y se acercó al área del Haro. Hasta entonces, los jarreros acumularon media docena de ocasiones con las que podría haber sentenciado el partido.

Txejo lanzó desviada una falta directa en el minuto 8. Urkiza asistió a Aimar, que recibió muy escorado en el ala izquierda pero, tras recortar a tres defensas, logró sacar un disparo certero que atajó el guardameta Calderón en el 24. La ocasión más clara se produjo en el 31, cuando Aimar protagonizó un contraataque en el que se plantó solo frente al portero. El blanquinegro tenía oportunidad de pase con Zabala, pero tal vez dudó de si su compañero estaba en fuera de juego y por eso decidió disparar a puerta. El portero najerino, adelantado, logró detener la bola y salvar a su equipo.

Finalizada la primera parte con un resultado justo pero ajustado, el Náxara quedó vivo para la segunda mitad. Y lo cierto es que los najerinos merecieron el empate. El guion cambió y fueron los visitantes los que protagonizaron otra media docena de ocasiones para marcar, a cada cual más clara. Las primeras fueron de Martínez. Al menos tres en los primeros diez minutos de la reanudación, pero ninguna con buena puntería o la fuerza suficiente para sorprender al guardameta local.

Sólo el jarrero López inquietó la meta del Náxara en los segundos 45 minutos. Fue en el 60, con un disparo duro y seco, aunque lejano y desviado. Achi protagonizó una jugada similar, con la misma suerte, diez minutos después. La recta final supuso un asedio najerino sobre la portería jarrera, pero el Haro supo sufrir y defender el resultado. El juego se endureció, hubo muchas protestas e interrupciones, pero los centros del Náxara no tuvieron remates certeros y sucumbió en El Mazo.