La Rioja
Ciclismo

Un Tour impredecible y rodeado de grandes medidas de seguridad

Froome, a su llegada al Arco de Triunfo como líder del último Tour.

Froome, a su llegada al Arco de Triunfo como líder del último Tour. / Reuters

  • Froome es el hombre a batir en la carrera que comienza este sábado, con Porte, Contador, Quintana y Valverde también en el amplio grupo de favoritos

Una contrarreloj de 14 kilómetros abre este sábado en Düsseldorf el Tour de Francia 2017, el evento más importante de la temporada ciclista, en una edición marcada por las grandes medidas de seguridad y por lo abierto del resultado. En la ciudad alemana, conocida como 'el pequeño París', estarán permitidas todas las esperanzas para los 22 equipos que forman parte de la carrera. Algo muy diferente a lo que ocurrirá el próximo 23 de julio en los Campos Elíseos, al término de los 3.540 kilómetros de un recorrido cuyo final se adivina impredecible hasta que se dispute la crono de la penúltima etapa, en Marsella.

Para el maillot amarillo, el británico Chris Froome y el australiano Richie Porte, que fueron compañeros de equipo e incluso amigos cuando ambos corrían para Sky, protagonizan un 'tuya-mía' por ver quién se queda con el papel de favorito. «El hombre a batir es Richie», asegura Froome en vista del buen estado de forma y de los resultados de su rival. «Chris es el vigente campeón», replica Porte a propósito de su antiguo compañero de equipo, tres veces ganador de la 'Grande Boucle'. «Pero no hay que olvidarse del resto», matiza.

«Hay una cantidad inusual de favoritos», confirma por su parte el francés Romain Bardet, portador de las esperanzas de su país tras el segundo puesto obtenido en la edición del año pasado. «Físicamente es Porte el que más me ha impresionado, pero cómo dudar de un corredor que ha ganado la prueba en tres ocasiones...», indica Bardet en referencia Froome.

Todos coinciden en que este año hay ocho o nueve candidatos serios a copar el podio. Entre ellos está el 'escarabajo' Nairo Quintana, un habitual de la carrera que todavía espera su consagración.

Segundo en el Giro de Italia, el escalador colombiano representa a día de hoy una interrogación: ¿Se puede participar en las dos grandes vueltas de la temporada -Giro y Tour- al tiempo que se intenta ganarlas? Habrá que esperar a ver su rendimiento para saber la respuesta.

También forman parte del grupo de favoritos Alberto Contador, el nuevo campeón italiano Fabio Aru o el danés Jakob Fuglsang, vencedor del Criterium del Dauphiné. Además del veterano Alejandro Valverde, compañero de equipo de Quintana, o el también colombiano Esteban Chaves, que debuta en la prueba.

Recorrido atípico

El Tour, pese a los casos de dopaje (que están detrás del desinterés de Alemania, que acoge una etapa por primera vez en 10 años) supone siempre todo un acontecimiento social. En Alemania ya están destacados tiradores de élite y en Francia alrededor de 23.000 gendarmes y policías han sido movilizados. Además, por segundo año consecutivo estará presente la unidad especializada del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN). El dispositivo incluye una brigada canina con perros adiestrados para detectar explosivos en movimiento, que actuará al comienzo y final de cada etapa.

Diseñado para que la carrera no quede bloqueada por uno o dos equipos, el Tour 2017 es menos montañoso que la edición precedente y multiplica las ocasiones de duelo. «Es un recorrido atípico, extraño: habrá mucha improvisación e incertidumbre», apunta el director de Movistar, Eusebio Unzué.

Por primera vez en 25 años, la carrera recorrerá los cinco macizos montañosos de la Francia continental: los Vosgos, el Jura, los Pirineos, el Macizo Central y los Alpes. «La última semana es quizá un poco menos densa. Habrá que descubrirse antes», tercia Romain Bardet en referencia a la decisión de los organizadores, que han buscado subidas pronunciadas (como el Grand Colombier, que se subirá por su vertiente más empinada) con el objetivo de complicar la carrera.

También están por dirimirse otros aspectos del Tour. Por ejemplo la posibilidad de que el campeón del mundo eslovaco Peter Sagan, cinco veces ganador de la clasificación por puntos, alcance el récord del alemán Erik Zabel, que entre 1996 y 2001 se enfundó el 'maillot' verde en seis ocasiones.

Sagan, campeón del mundo y una de las estrellas del pelotón, llega a la 'Grand Boucle' en su mejor estado de forma tras salir vencedor de la Vuelta a Suiza, donde se impuso en dos etapas, y firmar un segundo puesto en el campeonato nacional de Eslovaquia, el pasado domingo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate