La Rioja Bike Race bate récords

La cita que arrancará el 11 de mayo presentará la mayor participación de su historia y el número más alto de países

M.G. LOGROÑO.

La Rioja Bike Race arrancará en once días en Logroño y, además, lo hará rompiendo todos los números conocidos y asentándose como el evento deportivo más importante que se desarrolla en la comunidad. El recorrido pierde dureza, pero en todo lo demás, crece.

La edición de este año, la quinta, será la más numerosa de todas. 1.233 bikers han confirmado su presencia en esta cita, lista que encabeza Carlos Coloma, ganador en las dos primeras ocasiones, y Claudia Galicia, vencedora de todas y cada una de las etapas que se han celebrado hasta la fecha.

A ese récord de participación se suma otro más: el de países. Veintidós nacionalidades estarán representadas en La Rioja en esta ocasión, más que en ninguna otra edición.

La carrera cambia el orden de las dos primeras etapas y comenzará con Clavijo en vez de Moncalvillo

El tercer dato destacable se centra en la participación femenina, que tradicionalmente ha sido muy escasa. En la carrera que comenzará el 11 de mayo serán 68 ciclistas las que tomarán la salida. Un número bajo respecto al global, pero que representa un 45% de incremento respecto al año anterior.

Más allá de los números, los organizadores han decidido modificar las dos primeras etapas, mientras que la tercera, inédita hasta la fecha, se mantiene como estaba planificada. Así, el primer día se acometía Moncalvillo; ahora, esa primera jornada se centra en Clavijo. 67,2 kilómetros y 2.079 metros de desnivel que viaja por esta localidad, Peña Aldera, Trevijano y el sendero de Luezas. El pelotón seguirá por Senda Bonita (por debajo de Peña Saida) antes de ascender a los montes de Nalda por pista y la Senda del Fraile. El descenso se fija por Senda Leñosa, por el barranco de la Gargantilla y Clavijo.

La segunda etapa se centra ahora en Moncalvillo, pero con cambios en el recorrido. 65,4 kilómetros y 2.178 metros de desnivel positivo acumulado (doscientos más que en la original). Los ciclistas viajarán hacia Daroca de Rioja, antes de enfilar pistas y senderos rumbo a Moncalvillo. Si bien se había diseñado un bucle inédito por la cresta de Moncalvillo, este se suple por el descenso de La Hermedaña; se volverá a subir a Moncalvillo para afrontar el descenso de Las Neveras antes del regreso al Palacio de los Deportes.

La Rioja Bike Race 2018 se suaviza e incluso vuelve a sus orígenes, aunque también se renueva. Al final, el pelotón completará 184 kilómetros y 4.943 metros de desnivel positivo. Gran influencia en estos números tiene la última jornada, la que se disputa el 13 de mayo y que tiene como protagonistas a El Cortijo, el Ebro y La Grajera. Escenario muy parecido al que acoge el Mantible y jornada de poco más de 50 kilómetros para disfrutar de un paisaje totalmente diferente al de los dos primeros días, pero igualmente espectacular, sobre todo el meandro del Ebro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos