BICICLETA DE MONTAÑA

El peor día de Carlos Coloma

Carlos Coloma afronta un sendero Alemania, una de las citas de la Copa del Mundo de este año 2017. :: /pmra
Carlos Coloma afronta un sendero Alemania, una de las citas de la Copa del Mundo de este año 2017. :: / pmra

El riojano acaba en la plaza 41 en Canadá después de firmar una mala salida desde primera línea que marcó toda su carrera

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Era el día. Carlos Coloma salía desde la primera línea por primera vez esta temporada en la Copa del Mundo. El circuito, Mont Sainte Anne, el trazado por excelencia. Y el momento, a un mes de la gran cita del año, el Mundial de Cairns. Sin embargo, toda ilusión se transformó en decepción. Carlos Coloma concluyó cuadragesimoprimero, su peor actuación en lo que va de año, salvo que se viera lastrado por algún problema mecánico. Nino Schurter ganó. Quinto triunfo en otras tantas carreras de la Copa. Da igual quien le plante cara, porque siempre acaba hincando la rodilla. El único que se mantiene en lo más alto es él.

Mont Sainte Anne no perdona. El riojano no salió bien en la estampida que protagonizó el pelotón. Se perdió entre la poblada cabeza de carrera y llegó a L'Enfer, un sendero en zigzag con una pendiente que alcanza el 25% de desnivel, con excesivo tráfico y muchos ciclistas con el pie al suelo ante la imposibilidad de subir sobre la bicicleta. Se acabó la carrera para Coloma, que cayó fuera de los primeros veinte clasificados. A partir de ahí, y durante las seis vueltas largas que quedaban fue una lucha contra su mente y su cuerpo. Pero ayer el organismo no funcionó como esperaba.

Coloma necesitaba una buena clasificación que reforzara su preparación ante su gran reto, el Mundial autraliano. Llegaba a Canadá después de la decepción que supuso la medalla de bronce en el Campeonato de España y de Canadá sale con una plaza que tampoco esperaba.

Schurter sigue a lo suyo. Maneja la carrera a su antojo y acaba ganando. Quinto triunfo en la Copa

La carrera arrancó inmersa en una locura colectiva. Los favoritos estaban fuera de las primeras plazas, pero cuando se vio el primer sendero, Nino Schurter adelantó media docena de puestos y se colocó primero. A partir de ese instante, el suizo jugó con sus adversarios. No le importa ceder la primera plaza, observar, pensar y recuperar a sus rivales. Titouan Carod fue el primero en desafiar a Schurter y mandó en la carrera durante algunos minutos. No le importó. Maxime Marotte era el tercero en discordia. El suizo rodaba tranquilo, incluso cuando en la tercera vuelta apareció el alemán Manuel Flumic y cambió el ritmo. Se pus primero. Schurter le dejó hacer hasta que en la quinta vuelta asestó el golpe letal entre la bajada de La Beatricé y las rampas de La Marmotte. Se acabó la carrera. Se fue en solitario en busca de su quinto triunfo, mientras que por detrás Stephane Tempier se colocaba segundo y Carod pasaba a la cuarta plaza tras ser superado por el italiano Gerhard Kerschbaumer al esprint.

La próxima cita, última de la Copa del Mundo, será el 27 de agosto en Italia, en Val di Sole. Y luego, el Mundial de Cairns, fijado para el 10 de septiembre. Palabras mayores. Coloma es ahora decimoquinto en la general de la Copa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos