CICLISMO

Froome se alista en un Giro que viajará de Jerusalén a Roma

La sorpresa en Milán llegó con un video de Chris Froome. :: afp
/
La sorpresa en Milán llegó con un video de Chris Froome. :: afp

El británico, cuatro veces campeón del Tour y una de la Vuelta, tratará de conquistar la única gran ronda que le falta

COLPISA/AFP

Milán. El británico Chris Froome, cuatro veces campeón del Tour de Francia y una de la Vuelta a España, anunció ayer su participación en la próxima edición del Giro de Italia, la única gran ronda por etapas que todavía no ha conquistado. «Hola a todos. Estoy impaciente por encontrarme con vosotros en la línea de salida del Giro de 2018», declaró en un breve mensaje de vídeo emitido durante la presentación en Milán del recorrido.

Froome ha sido el gran protagonista de 2017 en el ciclismo, encadenando victorias en el Tour de Francia y en la Vuelta a España. Si logra ganar el Giro en mayo tendría ya la 'triple corona' y sería el vigente campeón en las tres principales citas del calendario, algo que no consigue nadie desde el francés Bernard Hinault (1982 y 1983). Se uniría en una selecta lista de héroes del ciclismo, además de al propio Hinault, a Jacques Anquetil, Felice Gimondi, Eddy Merckx, Alberto Contador y Vincenzo Nibali. El gran objetivo de 2018 para Froome, además del Giro, será sin duda el Tour de Francia, donde aspira a un quinto triunfo. El doblete Giro-Tour es algo que no logra nadie desde 1998, cuando lo consiguió el 'Pirata' Marco Pantani.

Pero, para lograrlo, deberá afrontar una ronda atípica. Con salida en Jerusalén y meta final en Roma, el Giro de Italia ampliará sus horizontes en la 101ª edición (4-27 de mayo), con un recorrido entre esas dos ciudades de clara connotación religiosa y retos deportivos, entre ellos el temible Zoncolan.

La salida desde Jerusalén ya se conocía desde septiembre y será la ocasión para homenajear al 'Campionissimo' Gino Bartali, tres veces vencedor del Giro (1936, 1937, 1946), que luego fue reconocido como 'Justo entre las Naciones' por su papel durante la Segunda Guerra Mundial. «Esas etapas en Israel están dedicadas a él», confirmó Mauro Vegni, el director de la carrera.

Únicamente habrá dos cronos en ese Giro, ya que después de la inicial únicamente habrá otra etapa contrarreloj, en el Trentino (34 kilómetros) en la 16ª etapa. La montaña estará muy presente, con la 14ª etapa como plato fuerte, con la ascensión del mítico Zoncolan por la vertiente de Ovaro, la más difícil (10 kilómetros a más de un 11% de desnivel medio y con tramos al 22%). La última semana tendrá momentos importantes. Además de la contrarreloj de Rovereto habrá tres etapas seguidas con meta en alto en los Alpes, en Prato Nevoso, Bardonneche y Cervinia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos