BICICLETA DE MONTAÑA

Una edición de cambios para La Rioja Bike Race

El río Ebro y sus meandros entre El Cortijo y Fuenmayor han aparecido en esta edición. :: sonia tercero/
El río Ebro y sus meandros entre El Cortijo y Fuenmayor han aparecido en esta edición. :: sonia tercero

Menos dureza, nueva ruta, rostros desconocidos y un crecimiento que desafía el trazado

M.G. LOGROÑO.

La Rioja Bike Race 2018 es historia. Ha sido una edición, la quinta, de cambios, si bien tiene garantizado su futuro porque su acogida crece año tras año y, además se internacionaliza. En un año en el que la prueba ha vuelto a sus orígenes en menor dureza, la carrera ha salido de su hábitat clásico en busca de nuevos trazados, ha batido su récord de participantes, de países presentes e, incluso, una noruega desconocida, Hildegunn Hovdenak, se ha atrevido a desbancar a Clàudia Galicia del cajón más alto por un día. Todo ello sin olvidar al nieto de Raymond Pulidor, que se presentó por sorpresa en la salida de la primera etapa y se marchó en silencio tres días después con otras tantas victorias parciales y el triunfo absoluto.

La cita que concluyó el lunes presentaba como grandes novedades el recorrido más corto de su historia, 182.9 kilómetros, y un desnivel positivo de 4.825 metros, cifra muy similar a la de su perfil más bajo, los 4.547 metros del año 2014. Además, acogía la etapa más corta de las quince disputadas hasta la fecha, la que cerró la cita, con 51.1 kilómetros. Trazado que por primera vez invitaba al pelotón a salir de tierras de Cameros, de Clavijo y de Moncalvillo en todas y sus diferentes versiones. Los ciclistas conocerían el norte de Logroño, el río Ebro, el Mantible y La Grajera, tanto sus laderas como el valle. Y seguramente, esta etapa ha sido la más rápida de la historia con esos 29.4 kilómetros por hora que Mathieu Van der Poel marcó de media.

La participación ha crecido una vez más. La Rioja Bike Race ha pasado de los 792 ciclistas del año 2014 a los 1.233 que han tomado la salida en 2018. El número ha provocado atascos en los senderos de las tres jornadas (y quizá aquí la organización debería pensar cómo evitarlos, si es que es posible) y también problemas de abastecimiento en los avituallamientos. En la segunda edición, año 2015, La Rioja Bike Race superó los 1.000 ciclistas y no ha bajado ya de esa cifra. En 2017 alcanzó los 1.200 bikers. La participación riojana ha llegado a las 93 unidades, incluidas cuatro féminas después de unas ediciones en las que Ana Calleja era la única representante.

Los atascos en senderos y la falta alimentos en los avituallamientos, los 'peros' a esta edición

De la mano de la participación ha crecido también el número de países representados. Catorce en la primera edición; veintidós en la última. La cifra se ha movido en torno a la veintena en el resto de los años. De hecho, la prueba ha conocido ganadores internacionales como el holandés Mathieu Van der Poel, el suizo Hansueli Stauffer, el checo Marius Kozaz o la noruega Hovdenak, que se ha convertido en la segunda ganadora femenina de la carrera, pues las otras catorce etapas tienen nombre: Clàudia Galicia, que suma los cinco triunfos absolutos.

La Rioja Bike Race 2018 ha supuesto también el despegue de Vlad Dascalu, campeón de Rumanía, pero que desde pequeño vive en Entrena. Dos podios en esta edición y en ambas jornadas tuvo la oportunidad de ganar, pero el holandés fue más rápido al esprint. Dascalu tiene por delante la Copa del Mundo y muchas citas más. Crece cada día que pasa y su trabajo junto a Carlos Coloma le está ayudando a evolucionar. Rocío del Alba García, pupila también de Coloma, no ha podido competir por una inoportuna gastritis. Hubiera sido muy interesante ver cómo se hubiera desenvuelto en el pelotón femenino y en especial con Galicia.

El pleno de Van der Poel significa también que es el segundo hombre que lograr ganar todas las etapas de una edición. El primero fue Carlos Coloma, en el 2015, año en el que logró, lógicamente, la clasificación general. Eso sí, el riojano es quien más triunfos parciales suma (seis) y el único que ha ganado la prueba en dos ocasiones (2015 y 2015); a su lado figuran Hansueli Stauffer (2016), Francesc Guerra (2017), después de que el albeldense se perdiera en la última etapa cuando tenía el triunfo final en la mano; y Van der Poel. En féminas, poco se puede añadir, pues el dominio de Clàudia Galicia ha sido absoluto desde el primer día.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos