XXVII TRAVESÍA DEL PAVO

A la conquista de Clavijo en bicicleta

Valles. Cuatro ciclistas pedalean en grupo durante la transición del valle del Iregua al valle del Leza en la XXVII Travesía del Pavo celebrada ayer./Sonia Tercero
Valles. Cuatro ciclistas pedalean en grupo durante la transición del valle del Iregua al valle del Leza en la XXVII Travesía del Pavo celebrada ayer. / Sonia Tercero

La XXVII Travesía del Pavo de BTT reúne a 200 participantes en una mañana fría y con Fernández y Villaverde abriendo la prueba

El frío fue ayer el principal enemigo de los participantes en la XXVII Travesía del Pavo de bicicleta de montaña que organiza anualmente, en Navidad, la asociación Sandalio. El pelotón lo conformaron unos 200 ciclistas, apenas una veintena de ellos mujeres, sobre todo riojanos pero también procedentes de País Vasco, Navarra y hasta de Lugo (Galicia).

El circuito, de 47 kilómetros y unos 1.255 metros de desnivel positivo acumulado, fue semejante al de la última edición, con el principal atractivo de ascender desde Logroño a Clavijo por la Vía Romana del Iregua y la cuesta de los almendros de Alberite. Precisamente llegando a la cumbre se realizó la primera bifurcación del recorrido, pudiendo optar los ciclistas más experimentados por un trazado más empinado y estrecho, en resumen, mucho más técnico. Superado Clavijo, en el descenso hacia el valle del Leza y Ribafrecha, se realizó la segunda bifurcación del trazado.

Las lluvias de los últimos días provocaron algún charco en el recorrido, aunque no se registraron mayores incidencias, al margen de la caída de unos ciclistas colombianos procedentes de Durango.

La prueba, que no se perdieron los ciclistas del Sandalio, Hogar Ciclos y Biciclón, entre otros, la abrieron los riojanos David Fernández (Osga) y Pablo Villaverde (Hogar Ciclos), seguidos de un pelotón en el que circulaba el sobrino del primero, Adrián Mata (Osga). Fernández y Villaverde completaron la prueba en apenas 2.30 horas. «Lo más duro ha estado en el cortafuegos de subida a Clavijo, donde los que llevaban eléctricas nos han impuesto un ritmo muy fuerte, pero ha estado muy bien, todo muy bien organizado y señalizado», explicaba después de participar en la Travesía del Pavo el ciclista Adrián Mata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos