Coloma confirma su salto de calidad

Carlos Coloma, al finalizar la prueba de Vallnord, en la que acabó octavo. :: pmra
Carlos Coloma, al finalizar la prueba de Vallnord, en la que acabó octavo. :: pmra

Carlos Coloma firma una carrera más conservadora que las dos anteriores y ataca en la última vuelta para ganar dos posiciones El riojano acaba octavo en Andorra y certifica que el camino tomado es el bueno

M. GLERA

logroño. Había advertido que su objetivo era dar un salto de calidad en Andorra y acabar entre los diez primeros y así ha sido. Carlos Coloma firmó ayer su mejor puesto en Copa del Mundo esta temporada al acabar octavo en Vallnord. El riojano varió por completo de estrategia respecto a las dos carreras del mes de mayo, se acostumbró a correr entre los diez primeros e incluso ganó dos plazas en la última vuelta.

Una carrera en la que participa Nino Schurter carece de emoción, pues el suizo está a otro nivel y camina con firmeza hacia su quinto triunfo en la Copa. Ayer logró la tercera victoria del año, tras ganar en Nova Mesto y Albstadt. Y lo hizo con una facilidad insultante. El ciclista de Scott rompió la prueba en su primer kilómetro, en la subida inicial y ahí se acabó la pelea por el cajón más alto del podio. A partir de entonces y durante las siete vueltas al trazado de 6,7 kilómetros su rodar fue una continua exhibición ante la que no pudieron hacer nada ni David Valero, primero, ni Mathias Flueckiger, ni Van der Poel (que se retiró), ni Kylhavy, ni nadie. Es el número uno del mundo y, además, ayer no estaba en Andorra el francés Julen Absalón.

Coloma no afrontó la cita como las dos previas, con dos espectaculares salidas que le llevaron al primer puesto para luego perder posiciones y pelear por entrar entre los quince primeros. Lo consiguió en República Checa, pero no en Alemania. El riojano se habituó en las primeras plazas. Le costó enlazar con el grupo de ocho que persiguió a Schurter hasta que las fuerzas abandonaron a algunos de ellos. Y además, controló a sus rivales. El rodar de Coloma fue metódico. Nunca en las primeras plazas de ese amplio grupo que con el paso de las vueltas se rompió en dos, pero siempre atento a los movimientos que se producían. De hecho, el albeldense no entró en la pelea por adelantar un puesto, salvo en la última vuelta.

Por delante de Coloma rodaban David Valero, segundo durante gran parte de la prueba, y Pablo Rodríguez, que acabó sexto. Valero dijo adiós al podio en la quinta vuelta, cuando pinchó su rueda trasera y llegó a sus asistencias, ya en el sexto giro, sin opciones de repetir el podio de Nova Mesto.

Por delante, la batalla se establecía en un grupo en el que una vez eliminado Valero, Mathias Flueckiger y el francés Jordan Sarrou se estaban jugando la segunda plaza. Coloma rodaba junto a Florian Vogel, Maxime Marotte y Henrique Avancini. Tranquilo. Marcándoles y esperando el momento oportuno para dar el golpe de gracia. Llegó en la última vuelta.

Jordan Sarrou atacaba subiendo a Flueckiger y se colocaba segundo. Marcaba el ritmo mientras el suizo se pegaba a su rueda. Se dejaba llevar. Pero no estaba todo dicho. Mientras Schurter celebraba su triunfo, Flueckinger atacaba en la curva de izquierda al francés y le superaba en el esprint. Poco después llegaban Gaze, Vogel y Pablo Rodríguez. Y más atrás, Coloma atacaba a Sitsov y Avancini para sellar esa octava plaza. Había avisado y cumplió con lo adelantado. Este primer 'topten' de la temporada significa además que el trabajo del mes de junio ha sido bueno y que camina en la dirección adecuada a su gran cita con el maillot arcoíris del Mundial de Cairns.

Más

Fotos

Vídeos