COPA DEL MUNDO DE BICICLETA DE MONTAÑA

Coloma confirma su mejoría con una décima plaza

Carlos Coloma afronta una bajada. :: pmra racing/
Carlos Coloma afronta una bajada. :: pmra racing

El riojano firma una gran remontada en Nove Mesto tras una carrera que Schurter gana al esprint

M.G.

logroño. La vida sigue igual en la Copa del Mundo. Nino Schurter firmó una nueva victoria, esta vez en Nove Mesto. Carlos Coloma finalizó décimo después de remontar veintitrés puestos en carrera.

Carlos Coloma entró en la línea de Nove Mesto como un avión. Piernas atrás, estiradas y paralelas a la línea de tierra. Entraba en solitario para firmar la décima plaza e incluirse en el 'top ten' de la cita, ese 'top ten' del que tanto habla y al que siempre aspira. Finalizada la carrera lanzaba un beso al aire y se marcaba una media verónica sobre bicicleta. Siempre es peculiar en sus celebraciones y ayer no podía ser menos.

CLASIFICACIÓN

Nove Mesto
CORREDOR
TIEMPO
1. Nino Schurter 1
21:31
2. Anton Cooper 1
21:31
3. Maxime Marotte 1
21:39
4. Lars Forsters 1
22:15
5. Manuel Fumic 1
22:20
6. Henrique Avancino 1
22:27
7. Florian Vogel 1
22:33
8. Arnis Petersons 1
22:35
9. Jaroslav Kulhavy 1
22:35
10. Carlos Coloma 1
22:58

«Tengo piernas», decía después del Short Track del viernes el albeldense. Y cuando advierte, es que sabe que el resultado está en su cuerpo. Se conoce mejor que nadie. Es una virtud de la experiencia. En Nove Mesto, sobre un trazado de 3,7 kilómetros con subidas y bajadas pedregosas y muchas raíces, Coloma quería borrar el mal sabor de boca que le había dejado Stellenbosch y Albstadt. Ninguna de las tres le sirven en su objetivo de llegar a Tokio 2020, pero tiene que sumar puntos UCI para seguir alimentando su figura.

Coloma arrancó desde la tercera línea de parrilla después de firmar el accidentado vigésimo primer tiempo el viernes, con caída incluida a mitad de carrera. La primera vuelta siempre es complicada porque o ganas posiciones con suma rapidez o te vas hacia atrás debido al tráfico. Al riojano le ocurrió lo segundo. Delante rodaba la cabeza al esprint liderada por Van der Poel, Gaze y Schurter. Los tres protagonizaron una pelea hasta que el suizo se deshizo de ellos. El neozelandés se cayó en la primera vuelta. Quiso seguir, pero su mano izquierda le dijo basta. Un rival menos. El más rápido el viernes. Van der Poel se caía de la pelea tras el tercer giro. Tiene mucha prisa por ganar, fruto de la juventud. Schurter sabe que se vence al pisar la meta en la última vuelta, no antes. Hasta ese momento controla la carrera y a sus rivales.

Coloma confirmó las buenas sensaciones mostradas cuarenta y ocho horas antes. Tras caer a la trigésimo tercera plaza, ganó siete posiciones en la segunda vuelta y en la tercera ya rodaba vigésimo, a 29 segundos de la cabeza. Sin embargo, su gran golpe de efecto llegó en el penúltimo giro, cuando rodaba noveno en la clasificación. Perdió una plaza al final, pero la décima posición colma sus aspiraciones por el momento y confirma la línea ascendente que mostró el viernes.

La carrera la ganó Nino Schurter, como ocho días antes en Alemania. El suizo lidera la Copa del Mundo, mientras que Coloma suma 95 puntos más su casillero (más los que logró el viernes). Ahora bien, Schurter no gana de calle, como el año pasado. Va despiezando rivales, pero ayer necesitó del esprint para superar a otro neozelandés, Anton Cooper. El viernes no disputó el esprint a Gaze; ayer, sí. Era el día correcto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos