CICLOTURISTA LA RIOJA

Cicloturismo con lluvia y sol

Pedaleando. La Rasa y Peña Hincada fueron las cimas que debieron superar los inscritos en la prueba larga.
/
Pedaleando. La Rasa y Peña Hincada fueron las cimas que debieron superar los inscritos en la prueba larga.

Un pelotón de 330 ciclistas disfrutó ayer con la Cicloturista La Rioja, que ya tiene reto para el 2019: llegar a los 500 participantes

LA RIOJA JUSTO RODRÍGUEZ

Parecía que la lluvia iba a ser la desagradable invitada a la segunda edición de la Cicloturista La Rioja. Un chaparrón en la salida y otro en Navarrete asustaron al pelotón e incluso dejaron a alguno en casa. Pero los 330 valientes que tomaron la salida vieron recompensada con creces su valentía.

Salió el sol, se secó la carretera y llegó el turno del disfrute. Rodar por las carreteras del valle del Iregua y el entorno de Moncalvillo hasta, ya en La Rioja Alta, empezar a sufrir de verdad. Los más rápidos empezaron a tirar en el entorno de Anguiano y el pelotón se fue fragmentando. Peña Hincada puso a cada uno en su lugar y, los que siguieron por la marcha larga (de 160 kilómetros), se tuvieron que pelear con La Rasa. Hasta Abraham Olano, padrino de la prueba, reconocía después que las piernas le picaron en el primero de los puertos. Fue el excampeón del Mundo uno de los que entró en cabeza. Aunque no era una prueba competitiva, las fuerzas ponen a cada uno en su lugar. Así, Olano, junto al profesional ezcarayense Álvaro Robredo (BH Burgos), Diego Sánchez (Bodegas Mazuela) y el mirandés Teo Casabal entraron juntos en la meta del Ayuntamiento de la capital. Tras ellos, pequeños grupos que, como un goteo, atravesaban la línea de meta después de haber disfrutado de una jornada diferente (algunos no la pudieron completar, ya que a las 12.15 horas, en La Rasa, hubo corte para facilitar la labor de la seguridad y las emergencias).

Dos pequeños accidentes, con dos ciclistas vascos que no necesitaron de ingreso, y casi una veintena de pinchazos en Lardero (las fiestas siempre dejan restos incómodos para los ciclistas) fueron las mínimas notas negativas.

Después del éxito de la prueba organizada por Biciclón Rioja, para el 2019 los organizadores quieren que el reto crezca para llegar a los 500 participantes. Y que los corredores locales se impliquen más, ya que en esta edición un 70% de los inscritos provenían de otras provincias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos