Catarsis en el Club Ciclista Logroñés para ser más visible

Todo lo que ha rodeado a la suspensión de la 58 edición de la Vuelta Ciclista a La Rioja ha supuesto una auténtica catarsis en el Club Ciclista Logroñés. La entidad organizadora de la carrera se ha planteado una reforma integral para modernizarse y llegar más a la sociedad. Quieren dejar de pensar sólo en una prueba y abrir el abanico.

«Estamos pensando en reinventarnos como club. Hay eventos populares que no hemos abarcado, otras pruebas diferentes a lo que se hacía tradicionalmente. Y queremos sacar una sección de cicloturismo y una escuela de ciclismo». Con estas palabras explica David Sánchez, presidente del Club Ciclista Logroñés por dónde caminará la entidad en los próximos meses. Más visualización y cercanía con todos los aficionados riojanos al ciclismo.

«Carecemos de organizar esas pruebas -continúa Sánchez- de carácter popular que tanto éxito tienen ahora. En estas pruebas los corredores pagan una cuota y la viabilidad es más llevadera. Nosotros, sin embargo, organizamos una carrera de un día en la que tenemos que pagar para que vengan a correr».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos