La Rioja Bike bate el récord de participación en una prueba española de bicicleta de montaña

En la quinta edición, que se disputará del 11 al 13 de mayo, tomarán parte 1.200 corredores de 22 países

LA RIOJA

La quinta edición de La Rioja Bike Race se disputará del 11 al 13 de mayo y marcará el récord de participación en una prueba española de bicicleta de montaña, ya que tomarán parte en ella 1.200 corredores, de 22 países.

Así lo ha explicado el principal responsable de la prueba, Xavier Bartrolí, de la empresa Octagon, que ha participado en la presentación de esta prueba por etapas, junto al consejero de Deportes de La Rioja, Conrado Escobar, al concejal de Deportes de Logroño, Javier Merino, y al ciclista Carlos Coloma, según onforma Efe.

Esta carrera nació hace cinco años de la mano del ciclista riojano, medallista olímpico en Río 2016, y de la empresa de organización de eventos deportivos Octagon. «Entonces era una apuesta y no sabíamos cómo iba a resultar», ha afirmado el dirigente de Octagon, «la realidad es que se ha convertido en la prueba de España más demandada y la que aúna más calidad y cantidad en participantes», ha asegurado.

Límite de inscripción

Ha explicado, además, que se ha tenido que poner un límite de inscripción en 1.200 personas «para que todo salga bien», pero al menos 300 corredores se han quedado fuera «porque el tope lo alcanzamos en tres semanas, que también es un récord».

Entre los inscritos hay corredores de Andorra, Argentina, Bélgica, Bolivia, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Honduras, Hungría, Italia, Marruecos, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Rusia, Suiza y Venezuela.

Entre los 1.200 inscritos hay 68 mujeres, una cifra que supone el 45 por ciento más que la pasada edición, han detallado los responsables de la carrera.

El consejero riojano ha resaltado la combinación que en esta prueba hacen turismo y deporte, ya que se calcula que se van a realizar 6.500 pernoctaciones en establecimientos hosteleros riojanos de participantes y acompañantes, y un retorno económico de alrededor de un millón de euros. «Este es un evento que trasciende lo deportivo, pero también se ha consolidado en el calendario internacional», ha subrayado Escobar.

En esta misma línea, el concejal de Deportes de Logroño, Javier Merino, ha considerado que «hace seis años, cuando se planteó esta idea, era una apuesta arriesgada» pero «no lo ha sido y en otro fin de semana de mayo Logroño se va a quedar sin habitaciones»

Coloma se ha referido, por un lado, a la participación y ha explicado que será «de nuevo un lujo» encabezada por dos medallistas olímpicos, José Antonio Hermida y él mismo. Ha detallado que por el calendario deportivo hay muchos especialistas en bicicleta de montaña que no puede acudir, ya que días después deben afrontar una prueba de la Copa del Mundo. Por ello, es una carrera más abierta a corredores de larga distancia «aunque este año se ha ajustado el recorrido, sobre todo en la última etapa» para completar 184 kilómetros, con desniveles acumulados de más de 4.000 metros.

En cualquier caso, ha dicho, él saldrá a disputar la primera etapa y en función del resultado decidirá cómo afronta los demás días; «lo que prometo es no perderme», ha bromeado, en alusión al error en el circuito que el año pasado le costó la victoria en la general.

En la misma situación deportiva acude Rocío García -entrenada por Coloma-, que buscará la victoria a expensas de su preparación para la Copa del Mundo.

Por otro lado, la presencia de Francesc Guerra y Claudia Galicia (ganadores el año pasado) no está asegurada al cien por cien por motivos de calendario, han informado los organizadores.

Etapas

La prueba, cuyas tres etapas salen y llegan a Logroño, arrancará el 11 de mayo con una etapa de 67,2 kilómetros y 2.079 metros de desnivel y tiene un trazado nuevo en algunos tramos; discurre por aldeas abandonadas como las Trevijano y Luezas, para regresar por Clavijo a la capital riojana.

La segunda etapa tiene una distancia y desnivel similar (65 kilómetros y 1.178 metros) pero destaca por subidas muy largas, en los alrededores de la zona de Moncalvillo.

La tercera etapa es inédita en esta prueba y se desarrollará por alrededores de Logroño, pro el barrio El Cortijo, la zona de Mantible, el Monte La Pila o el parque de La Grajera, para completar 51 kilómetros, con solo 686 metros de desnivel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos