Álvaro Robredo sufre una caída en la Challenge de Mallorca

Álvaro Robredo baja al coche del equipo para coger un refresco./BH
Álvaro Robredo baja al coche del equipo para coger un refresco. / BH

El ciclista riojano sufrió una fuerte caída en la última etapa de la Challenge Ciclista de Islas Baleares pero se encuentra bien y ya en casa, en Ezcaray

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El ciclista riojano Álvaro Robredo sufrió ayer una caída en la última jornada de la XXVII Playa de Palma-Challenge Ciclista Mallorca por la que tuvo que ser hospitalizado. El ciclista profesional de Ezcaray cayó debido a un enganchón y se golpeó la cabeza, aunque la protección del casco impidió que el incidente fuera más grave y, por suerte, sólo ha quedado en un susto y unos rasguños.

La etapa del Trofeo Playa de Palma-Palma, de 160 kilómetros de recorrido, la acabó ganando John Dedgenkold (Trek-Segafredo) al esprint. Parece que el mal estado del firme en las carreteras baleares por las que transcurrió la última etapa de la Challenge Mallorca provocó varias caídas, como las de Eloy Teruel, quien tuvo que retirarse, Albert Torres y Álvaro Robredo, quien defiende un año más el ‘maillot’ del equipo Burgos BH. Robredo necesitó atención sanitaria y tuvo que ser trasladado al hospital, sin poder acabar la prueba. El ezcarayense cayó en la última parte del recorrido al sufrir un enganchón con Van Schip y Torres, quien, dolorido, incluso acabó disputando el esprint final.

Así quedó el casco del riojano Álvaro Robredo.
Así quedó el casco del riojano Álvaro Robredo. / A.R.

Según informó la organización, el ciclista riojano del Burgos BH fue «trasladado a la policlínica Miramar para observación después de su caída». Álvaro Robredo fue dado de alta en la tarde de ayer y pudo viajar de vuelta a casa desde Islas Baleares, tras haber pasado un TAC y unas radiografías, de manera que ha pasado la noche en Ezcaray, donde deberá recuperarse de las heridas. «Fue una mala caída y yo me llevé la peor parte. La carretera no era muy buena, pero podría haber sido peor puesto que me golpeé la cabeza contra el asfalto y partí el casco. Por suerte, no tengo nada roto, no fue grave y ya estoy en casa». Ha declarado el propio ciclista a este medio.

La Challenge Mallorca, primera prueba del calendario ciclista profesional en España, comenzó con buenas sensaciones para Robredo puesto que en el Trofeo Campos-Porreres-Felanitx-Ses Salines participó en la escapada de la jornada junto a otros siete corredores, llegando a obtener una diferencia de 1.40 minutos con respecto al pelotón, a 15 kilómetros de la meta, pero finalmente fueron neutralizados. «En la primera jornada iba bien, con buenas sensaciones, rodando fácil, y en la última etapa también, pero a veces toca…», se resigna Robredo, quien ya sólo piensa en recuperarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos