La Rioja

CICLISMO

Sheyla Gutiérrez, décima en el Europeo

Lucha del pelotón por la segunda y la tercera plaza ayer en la competición de 'scratch'. :: afp
Lucha del pelotón por la segunda y la tercera plaza ayer en la competición de 'scratch'. :: afp
  • La riojana rompió la prueba 'scratch' con un ataque lejano pero se fundió por el esfuerzo en la pista

La pista es traicionera. No vale con tener las piernas más frescas, la mayor velocidad o la máxima capacidad de sufrimiento. Hay que ser listo, muy listo, en un laberinto en el que resulta muy difícil encontrar la salida correcta. Sheyla Gutiérrez lo sabía. Reconocía, antes de participar en la prueba de 'scratch' de los Campeonatos de Europa de ciclismo en pista, que ella no es una especialista de la modalidad y por eso decidió salir a las bravas.

Lo tenía previsto. En una prueba de 40 vueltas y con todas las rivales frescas, la de Varea optó por lo difícil, por atacar casi desde el principio. Hubo un intento de la irlandesa Lydia Boylan y ella, a falta de treinta vueltas y ante la ausencia de reacción del grupo, se lanzó a por su rueda. Dos contra todas en un intento loco por ganar una vuelta y asegurar las medallas. A veces, frente a la inacción, la pista premia a los más valientes. Y pareció que podía fructificar la fuga cuando, a falta de 21 de los 40 giros reglamentarios, se sumaron otras dos ciclistas y, poco después, una quinta. Los relevos funcionaban y la ventaja llegó a ser de medio óvalo. Pero el esfuerzo, el corazón desbocado, y el ácido láctico disparado dieron un latigazo a la riojana, que se quedó bloqueada, sin capacidad de reacción a falta de 13 vueltas. Ella había roto la carrera, pero la prueba también le había roto a ella.

Por delante, sus compañeras, exhaustas, trataban de mantener un ritmo vivo, pero el paquete ya había lanzado la artillería y la persecución obtenía sus frutos. Parecía que el esprint final, con Sheyla resguardada en el pelotón para tomar aire, iba a definir los títulos. Pero a falta de siete vueltas, la lituana Ausine Trebaite, que había guardado fuerzas, saltó como un misil. No le costó abrir un hueco que ya iba a resultar suficiente para alzarse con la medalla de oro de la prueba. A un centenar de metros, el pelotón se preparaba para luchar por las migajas del botín. Y la ciclista de Varea, en un último esfuerzo, logró remontar las posiciones perdidas hasta acabar en una honrosa décima posición, por delante de muchas especialistas.

Renovación por el Cylance

Además de por el mérito por su décima plaza, Sheyla Gutiérrez también puede estar satisfecha porque ayer el equipo Cylance Pro Cycling anunció su renovación para la próxima temporada. «Era su primer año como profesional a un gran nivel y ha continuado mejorando», explicaba Manel Lacambra, director del equipo, en una nota de prensa. La riojana, además del octavo puesto en el Mundial en ruta de Doha, ha acabado el año como segunda mejor ciclista del mundo de categoría sub-23.