La Rioja

ciclismo

Foulon no se deja sorprender

Foulon, en la meta, flanqueado por Álvarez (izq.) y Ropero (dcha.) en el podio. :: MIGUEL HERREROS
Foulon, en la meta, flanqueado por Álvarez (izq.) y Ropero (dcha.) en el podio. :: MIGUEL HERREROS
  • Una escapada en los últimos kilómetros hizo peligrar el triunfo del ciclista paralímpico francés

Era complicado que Dorian Foulon perdiera en la tercera y última etapa el liderato de la XXIII Vuelta Ciclista Júnior a La Rioja teniendo en cuenta que sólo el alto de Sorzano asomaba en el trazado del domingo. Sin embargo, la vuelta tuvo emoción hasta los últimos kilómetros. Y es que pasada la localidad de Murillo del Río Leza, camino de la meta, se formó una escapada en la que aparecían hombres peligrosos en la general entre los que destacaban Carlos Álvarez y Alejandro Ropero, a 36 segundos de Foulon en la clasificación general.

Se encendieron las alarmas en el pelotón cuando los escapados se acercaban hasta la meta de Arrúbal y la ventaja subía a los 25 segundos. Fue el momento del Asesores de Navarra, el equipo del líder, que comandado por el ciclista francés y el riojano Arturo Grávalos se puso a tirar hasta neutralizar la ventaja. No fue sencillo, pero lo consiguieron.

«Yo sólo quería trabajar para que Dorian (Foulon) ganara la vuelta y le hemos ayudado todos. Es un buen amigo y estamos muy contentos», reconocía el riojano Grávalos una vez cruzada la línea de meta de Arrúbal.

Codo con codo

Cuando el grupo fue capaz de atrapar a los escapados, a escasos kilómetros del final, ya estaba claro que Foluon sería el vencedor de la carrera. Restaba conocer quién se llevaría el triunfo en la etapa.

La llegada a Arrúbal fue vertiginosa. El grupo principal se plantó en los últimos metros con Marc Brustenga y Manuel Peñalver saliendo de la última curva con unos metros de ventaja. Preciosa la demostración de fuerza de ambos ciclistas que pedalearon codo con codo hasta el último metro. Fue Brustenga, el espigado corredor del equipo de Contador, el que se llevó el triunfo en un final de infarto.

Dorian Foulon se lleva la XXIII Vuelta ciclista Júnior a La Rioja pero sufrió más de lo esperado para lograrlo. «El equipo de Asesores de Navarra ha trabajado mucho, sobre todo con el riojano Grávalos, y les dedico la victoria a ellos», explicaba en la línea de meta un cansado pero feliz Foulon tras reconocer que «a diez kilómetros de final pudimos perder la carrera pero el equipo ha reaccionado muy bien». «También quiero dedicar el triunfo -continuó- a mi entrenador y a mis padres que han venido a ver la carrera a La Rioja, y a mis compañeros de la escuela de ciclismo paralímpico Urt Veló 64, cerca de Bayona».

Dorian Foulon, el ciclista paralímpico, consiguió ayer el triunfo más sonado de su carrera al hacerse con la XXIII Vuelta Ciclista Júnior a La Rioja.