LIGA ASOBAL

El zarpazo final para jugar Europa

Lazar Kukic se eleva entre Miguel Sánchez-Migallón y Fabio Chiuffa durante un entrenamiento. :: Fernando Díaz/
Lazar Kukic se eleva entre Miguel Sánchez-Migallón y Fabio Chiuffa durante un entrenamiento. :: Fernando Díaz

De asegurar la cuarta plaza, el equipo franjivino se clasificaría de forma matemática para la Copa del Rey de la próxima temporadaEl Ciudad de Logroño podría certificar su billete continental si vence al Puente Genil

MARTÍN SCHMITT

Logroño. Europa está a un triunfo y poco más (un empate o derrota del Anaitasuna, por ejemplo). Al Ciudad de Logroño le queda el último esfuerzo para hacer efectiva una remontada que puede llegar a ser histórica. De la penúltima posición, en la jornada octava, a la cuarta, a tres partidos del final de una temporada que será difícil de olvidar. Porque exactamente tres son los partidos que le quedan con la camiseta franjivina al máximo goleador de la historia del club, Ángel Fernández. Tres son los encuentros que le quedan por dirigir al hombre que lo ha hecho todo posible, Jota González. Y tres son los duelos que le quedan por combatir a un Rubén Garabaya que dirá adiós a la profesión después de 22 años.

Europa está demasiado cerca como para patinar esta noche ante el Puente Genil, un equipo que la última temporada se llevó el triunfo del Palacio (28-30). Pero el billete continental no es el único objetivo. El Ciudad de Logroño necesita acabar dentro de los cuatro primeros para clasificar directamente a la Copa del Rey de la campaña próxima. Doble motivo para salir a la pista esta noche a dar el zarpazo definitivo.

Jota González podrá contar con toda su plantilla para afrontar su penúltimo partido en el Palacio

El conjunto franjivino llega pletórico de confianza a este encuentro ante un equipo irregular, que ha cambiado de técnico (Julián Ruiz sustituyó a Quino Soler) y con él su juego. Un balonmano que maneja un central muy serio como Nacho Moya, con grandes lanzadores como Novika Rudovic, Chispi Vázquez o el zurdo David Jiménez, además de un buen juego con el pivote, parcela que domina el futuro franjivino Tomás Moreira.

El equipo riojano no vive estas jornadas con ansiedad. Todo lo contrario. Jota González ve «tranquilos» a sus jugadores, centrados en el trabajo. Porque precisamente la concentración del bloque es una de las claves de la espectacular racha de los riojanos, que han sumado 21 de los 24 puntos en juego en esta segunda vuelta de ensueño. Cierto es que las lesiones no se han cebado especialmente con el conjunto que dirige Jota González, que hoy podrá contar con todos sus efectivos para medirse a un Puente Genil que necesita sumar un punto en estos tres encuentros restantes para sellar matemáticamente la permanencia. Los pontanos llegan a Logroño después de empatar en casa contra un Benidorm peleón.

Sin embargo, el Ángel Ximénez, que contará con las bajas de los pivotes Leo Almeida y Mario Porras, tiene la posibilidad de jugar con más tranquilidad ya que los cordobeses saltarán a la pista conociendo el resultado del Frigoríficos Morrazo frente al Fertiberia Puerto Sagunto. Si vencen los gallegos, automáticamente descenderán los alicantinos.

A modo de anécdota, un triunfo o un empate del conjunto riojano esta noche hará que ocupe la tercera plaza debido a que el Fraikin Granollers, que jugará frente al Saint Raphael mañana por los cuartos de final de la Copa EHF, se medirá al Zamora el 8 de mayo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos