La velocidad del Logroño y Gurutz acaban con el Teucro

Gurutz cuajó un gran partido Pontevedra. /L.R.
Gurutz cuajó un gran partido Pontevedra. / L.R.

El portero celebró con una gran actuación su partido número 600 en la Asobal

EFELogroño

El BM Logroño La Rioja no acusó las bajas y sumó su cuarta victoria consecutiva para mantenerse en la pelea por la tercera plaza, después de doblegar al Condes de Albarei Teucro (23-33), que desaprovechó una inmejorable oportunidad para sellar su permanencia en la categoría.

Pese al 2-0 de salida, con dos cañonazos del lateral cubano Yoan Balázquez, el Logroño arrolló a su rival en el primer tiempo, con un espectacular rendimiento defensivo, un gigantesco Gurutz Aguinalgalde en la portería -nueve paradas- y un ritmo eléctrico en las transiciones.

Sabía el Teucro que para ganar tenía que evitar que los riojanos pudieran correr. Lo había sufrido en el choque de la primera vuelta. Y esta noche se repitió la historia: el Logroño lo destrozó con continuas transiciones que obligaron a Quique Domínguez a pedir su primer tiempo tras un escandaloso parcial 1-7 en diez minutos.

23 TEUCRO

Santana, Carlos García (2p), Balázquez (3), Dani Hernández (2), Quintas (1), Borja Méndez (5), e Iglesias (3) -equipo titular- Lloria (ps), Gehrhard, Bruno Teixeira (1), Samu Gómez (2), Moledo, Medina, Iván Fernández (1) y Moyano (3).

33 LOGROÑO

Gurutz Aguinalgade, Muñoz (3p), Garciandia (7), Garabaya (1), Sánchez Migallón (2), Ángel Fernández (12) y Kukic (1) -equipo titular- Kusan (ps), Kusan, Del Arco (2), Castro (2), Chiuffa (3,1p).

MARCDOR:
2-3, 3-6, 3-8, 4-10, 6-11, 8-14 (descanso); 12-17, 14-19, 19-23, 20-24, 22-30 y 23-33.
ÁRBITROS:
Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Excluyeron a Dani Hernández, Iván Fernández, Quintas y Medina por parte del Teucro, y a Kusan y Garabaya por parte del Logroño.
INCIDENCIAS:
partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de la liga Asobal disputado en el pabellón municipal de Pontevedra ante unos 300 espectadores.

De poco sirvió el parón. Su equipo continuó estrellándose contra Aguinalgalde -detuvo dos penaltis en los primeros quince minutos- y los de Jota González cogieron una renta de siete goles con la que jugaron hasta el arranque del segundo tiempo (8-17, min.31).

Con todo perdido, el Teucro se soltó en ataque, coincidiendo con una relajación riojana, y llegó a ponerse a cuatro (14-18) pero otra vez varios errores en el ataque posicional lo penalizaron con contraataques culminados por un letal Ángel Fernández.

Logroño pegó un nuevo estirón estirón, su rival tuvo un amago de reacción -con 20-25 Borja Méndez estrelló un lanzamiento en el poste- y las transiciones de los riojanos volvieron a aparecer para sentenciar el choque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos