Triunfo balsámico

Marc Ábalos lanza a portería después de ganar la posición en los seis metros. :: la opinión
/
Marc Ábalos lanza a portería después de ganar la posición en los seis metros. :: la opinión

El Ciudad de Logroño no falla en Zamora y suma dos puntos que deben dar tranquilidad

Sí que sabían jugar a balonmano. El Ciudad de Logroño regresó ayer de Zamora con dos puntos más (ya era hora). No fue en una hora, pero sí se conquistó el Polideportivo Ángel Nieto después de un encuentro en el que se vieron mejorías. Los riojanos no jugaron nunca siete contra seis (funcionó el ataque estático), encajaron 23 goles (mejora la defensa) y la portería ayudó cuando era necesario (Gurutz jugó todo el partido y terminó con 12 paradas, una de ellas en un penalti).

La victoria significa una liberación mental para un equipo que jugaba con incertidumbres de un conjunto menor pero con una plantilla para estar en los primeros puestos. Veremos. Ahora una semana de parón por partidos de la selección y tiempo para crecer en autoestima.

El Ciudad de Logroño aprendió de errores anteriores y comenzó el partido bien concentrado. Sin pérdidas de balón ni errores groseros en ataque. Mientras, la defensa se ajustaba en un 6-0 con Garabaya como jefe. Kukic se dio cuenta que su finta con salida a cualquiera de los dos puntos es un filón si el tercer paso es atacando portería y lideró al equipo franjivino.

En la retaguardia la muralla riojana hacía los deberes. Las piernas se movían con más alegría que ocasiones anteriores. Miguel y Garabaya cerraban en el centro y Gurutz aportaba paradas. Las cosas salían bien.

Después de quince minutos de tanteo, el Ciudad de Logroño rompió el partido a su favor. Por fin se enlazaban éxitos defensivos con goles de Javi Muñoz (4 tantos al descanso) y Ángel Fernández (6) a la contra. Especialmente bonitos fueron los flys que anotaron Kukic y Ángel para desesperación del técnico local.

Los de Jota aprovecharon muy bien la exclusión de Jorge para anotar un parcial de 0-3 y dejar el electrónico en 10-16. Mayor mérito aún tiene la siguiente exclusión, porque en este caso fue de Miguel Sánchez. Sin embargo, el parcial acabó con 0-1 para los franjivino, muy enchufados.

Las cosas no iban bien para el MMT Seguros Zamora que se vio obligado a pedir su segundos tiempo muerto en el minuto 27 (11-18). No pudo ser mejor el colofón de la primera parte para el Ciudad de Logroño que disfrutó de un penalti a favor con el tiempo cumplido. Javi Muñoz en esta ocasión (había lanzado antes dos, un gol y un error) anotó y dejó el marcador al descanso en 12-19.

La salida de vestuarios volvió a ser buena. Nada de despistes. Rápidamente un uno contra uno de Lazar -ayer muy activo- y un gol de Ángel para aumentar las diferencias a 13-21.

El objetivo era que los zamoranos no se metieran en el encuentro. Evitar males mayores. Volver a recuperar el instinto asesino de los grandes equipos.

Y lo consiguieron los franjivino. Aunque no todo fue del color de rosas. Zamora vio el partido muy cuesta arriba y fue a por todas. Su técnico ordenó una defensa 5-1 con Adrián en el adelantado que se le atragantó a los riojanos. Con Castro en el centro, los franjivino no podían encontrar la portería de Calle. Volvían las pérdidas en el ataque y eso suponía que Zamora anotaba con rapidez. Es cierto que el colchón de ventaja de los riojanos era grande, pero estaba presente la idea de no dejar que Zamora se metiera en el partido.

Para darle más emoción a la tarde en el Polideportivo Ángel Nieto, cuando el local Adrián era excluido dos minutos, el Ciudad de Logroño se metía en problemas innecesarios. Acababa el parcial con 1-0 y nuevas pérdidas.

Aprendieron los de Jota y en la siguiente exclusión anotaron 1-2 y medio apagaron los cánticos de la afición local. Por cierto, no faltaron representantes de la peña Orgullo Franjivino y demás aficionados del Ciudad de Logroño. A día de hoy su principal activo.

En el tramo final del partido Jota dio entrada a Cadarso que jugó en el centro, con Paredes en el lateral y Kukic en el extremo. El riojano anotó un tanto al contragolpe.

Al final, victoria balsámica de un equipo que está obligado a comenzar una trayectoria hacia los primeros puestos de la clasificación de Asobal.

Fotos

Vídeos