LIGA ASOBAL

Trampolín hacia Europa

Juan del Arco, que ha estado entre algodones esta semana, trata de irse de Chiuffa./Sonia Tercero
Juan del Arco, que ha estado entre algodones esta semana, trata de irse de Chiuffa. / Sonia Tercero

El Logroño ocupará la quinta plaza si esta noche vence a un Bidasoa irregular que llega tras encadenar dos derrotas

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Europa está a solo un triunfo, aunque en cinco días toque enfrentarse al Barcelona. Pero esas buenas sensaciones no se las puede arrebatar nadie al Ciudad de Logroño, que es un equipo totalmente distinto al de cuatro meses atrás, cuando se encontraba incrustado en la penúltima plaza en puestos de descenso sin poder ver la luz al final del túnel. Ahora, la vida le sonríe a los franjivino, un equipo que se ha reencontrado con su esencia, que sabe a qué juega y que, sobre todo, tiene confianza en sí mismo. Un bloque, el riojano, que de vencer esta noche al Bidasoa (20.00 horas, Palacio de los Deportes) se aprovecharía del tropiezo del Anaitasuna para asaltar la quinta plaza de la Asobal que da el billete para disputar la Copa EHF.

Pero los logroñeses saben que no es tarea fácil conseguir el triunfo esta noche. Llega al Palacio de los Deportes un equipo que ya le venció en la primera vuelta y al que le cuesta mucho defender. Un Bidasoa que aunque ocupa la duodécima posición liguera, suma 15 puntos y está prácticamente salvado del descenso, lo que le permite jugar sin presión. Los de Jacobo Cuétara llegan a esta cita después de encadenar dos derrotas seguidas: ante el Ademar, en León, por 33-29, y frente al Benidorm, en Artaleku, por 34-35. Demasiados goles en contra que ha puesto en guardia al conjunto guipuzcoano, que esta semana ha hecho hincapié en el trabajo de su retaguardia.

El Ciudad de Logroño llega con algunas dudas al encuentro. Juan del Arco, que recibió dos golpes en Cuenca la semana pasada, no se ha podido entrenar adecuadamente estos días. Al igual que Rubén Garabaya, sufriendo los últimos coletazos de una gripe. Otro de los efectivos que podría perder Jota González es Juan Castro, que se ha vuelto a resentir de su lesión en el gemelo.

Jota podrá contar con todos sus efectivos aunque Castro, Del Arco y Garabaya llegan tocados

Pero el cuadro riojano necesita ganar. Para ello es clave, una vez más, la defensa. «En Cuenca, en el primer cuarto de hora nos meten quince goles. En los últimos 45 minutos, cuando cambiamos el sistema defensivo, catorce. Esto significa que cuando defendemos y la portería para, tenemos opciones», explicó Jota González.

El Bidasoa es un equipo que en general defiende en 6-0 y que es muy veloz. Es decir, saca rápido del centro cada vez que encaja un tanto, salen con celeridad a la contra, es un equipo que marca muchos goles. En ataque, explicó el míster, es un conjunto «muy coordinado» que juega muy largo y marcan las diferencias con la velocidad en situaciones de uno contra uno. No cuenta con una primera línea muy alta, con Azkue, Salinas, Renaud, Nonó o Lancina, por lo que su fuerte son esas acciones de uno contra uno o dos contra dos. Velocidad y movilidad.

Liga Asobal-Jornada 19

Bada Huesca - Helvetia Anaitasuna 27-21

BM Benidorm - Barcelona Lassa 20-30

Frigoríficos Morrazo - Fraikin Granollers 30- 33

Ademar León - MMT Seguros Zamora 30-26

HOY

At. Valladolid - Ciudad Encantada (17.00 h.)

Puerto Sagunto - Teucro (18.30 h.)

Ángel Ximénez Avia - Quabit Guadalajara (18.30 h.)

Logroño La Rioja - Bidasoa Irún (20.00 h.)

En el encuentro disputado en Irún, el 7 de octubre, el Bidasoa se llevó los dos puntos (27-25) en un choque en el que los riojanos no estuvieron nada finos en ataque y Jota González se vio obligado a jugar con siete jugadores de campo (sin portero), pero fue insuficiente

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos