DIVISIÓN DE HONOR PLATA

El Sporting viaja a la pista del Aiala Zarautz, otro de sus rivales directos

M. S.

Logroño. Después del enorme y amplio triunfo conseguido el fin de semana pasado ante uno de los aspirantes a jugar el play off de ascenso, el BM Pereda, el Logroño Sporting La Rioja juega (19.30 horas) en casa de otro rival directo: un Zarautz joven y ambicioso que suma dos puntos menos que las riojanas. «Vamos a un campo bonito contra un gran equipo y una afición que ya conocemos y que en cada partido lleva a su equipo en volandas», explicó ayer Luismi Ascorbe.

Esta temporada, el equipo guipuzcoano está muy fuerte por lo que «sería importante» conseguir ganar en una pista tan complicada y frente a un rival directo. La idea de Ascorbe es continuar la dinámica positiva del equipo, que solo se ha dejado dos puntos en esta Liga regular.

El equipo riojano llega a este choque con la moral alta después de conseguir golear al Uneatlántico (34-24) el sábado pasado en Lobete. «El equipo está con mucha moral. Estamos teniendo unas semanas con entrenamientos de muchísima calidad e intensidad. Se ve que el equipo va poco a poco funcionando mejor. Las jugadoras parecen más integradas y queremos que siga así», apuntó el míster. «Tenemos ganas e ilusión de seguir haciendo las cosas bien», añadió Ascorbe.

El conjunto sportinguista llega a este encuentro con prácticamente todas las jugadoras disponibles. Incluso Ana Moreno, que después de su operación ya trabaja con cierta normalidad con el resto de sus compañeras.

El Zarautz juega «muy rápido» con gente muy joven que le da mucha movilidad. «Es muy goleador y debemos tener un buen repliegue defensivo», agregó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos