El Sporting no tiene piedad ante el Beti Onak

La local Irati lanza por encima de la defensa. :: sonia tercero/
La local Irati lanza por encima de la defensa. :: sonia tercero

Las riojanas logran una firme victoria para mantenerse en el liderato

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

Nada distrae al Logroño Sporting La Rioja. Ni siquiera un rival con el que mantiene cierto pique desde hace algunas temporadas. Las riojanas continúan a lo suyo, machacando sin piedad a quien se le pone enfrente. Ayer fue el turno del Beti Onak, que se fue derrotado del Palacio por un contundente 29-17 que deja a las riojanas en lo más alto de la clasificación del Grupo B de la División de Honor Plata.

El conjunto amarillo salió con seriedad desde los vestuarios. Ya lo había advertido Luismi Ascorbe en la previa. Quería que el bloque saliera enchufado desde el minuto uno. Y así fue. Poco tiempo pasó, poco más de minuto y medio, para que la defensa se hiciese con el primer balón y Arima encontrase un hueco en los seis metros para abrir el marcador.

En esos primeros minutos, los tiempos los manejó a su antojo el cuadro riojano, con Marta Olarte y Arima en el eje central de la retaguardia, bien flanqueadas por Carla e Irati, ambas de muy buen papel, tanto defensivo como ofensivo. Tal era la superioridad del Sporting, que el técnico visitante solicitó su primer tiempo muerto pasados los cuatro minutos de juego.

Defensa y portería

De poco le sirvió a Alberto Echeverría parar el reloj. La defensa riojana, y su portería, defendida por Elena en esa primera parte, era impenetrable y segundos después, Masha Boklashchuk corría al contraataque para ensanchar las diferencias entre ambos conjuntos. El Sporting tenía muy buena pinta y hacía disfrutar al público. Cierto es que Ascorbe no se reservó nada y siempre presentó en pista a su mejor siete, con una activa Danielle en el extremo izquierdo. La exclusión de Marta Olarte en el minuto 20 dio alas al Beti Onak que, aunque redujo diferencias, no se llegó a meter otra vez en el partido.

Así las cosas, el equipo local se marchó con un cómodo 13-7 a los vestuarios, aunque la sensación en la pista era que la superioridad del Sporting era aún mayor. No ayudó que Masha recibiera una doble exclusión por protestar, que dejaría a las de Ascorbe más de cuatro minutos con una menos en el inicio de la segunda parte.

Pero poco importó. La defensa se cerró nuevamente con un efectivo menos y el Sporting continuó aumentando su renta con un parcial de 5-1 en los primeros seis minutos de juego (17-8).

El Beti Onak, de la mano de la primera línea Irati y la pivote Lysa, batalló para meterse en el partido. Las navarras aprovecharon una doble exclusión de Danielle y Carla Rivas para endosar al Sporting un parcial 3-0 (21-13), pero inmediatamente las de Ascorbe contestaron un 7-1 que sentenció el encuentro definitivamente a falta de diez minutos en otra exhibición coral del conjunto amarillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos