El Sporting mejora su juego y gana con solidez al rocoso Errotabarri

Las riojanas salieron muy concentradas desde el principio y se llevaron los dos puntos en una cancha complicada

E.M. LOGROÑO.

Un partido de liga menos para el Sporting La Rioja. El primer puesto del Grupo II está más cerca aún. Las riojanas se llevaron el triunfo en su desplazamiento a Ermua, en la cancha del Errotabarri, por un resultado holgado (21-35).

21 ERROTABARRI

35 SPORTING

Errotabarri
Alaitz, Irene (5), Ariane, Yaiza (1), Lorea (2), Itziar (1), Maialen (2), Ane (7), Anne (3), Sara, Calderón, Mirene y Cristina.
Sporting La Rioja
Elena, Danielle (4), Raquel Suárez (4), Masha (9), Amaia (1), Irati (6), Marta, Sara, Ana, Arima (4), Rakel, Rebeca (1, ps), Carla (3), Lucía (1), Noelia (1) y Laura (1).
Parciales
1-6, 2-10, 5-12, 7-12, 8-15, 9-17 (descanso), 11-21, 14-23, 16-26, 16-29, 17-31 y 21-35 (final).
Árbitros
Mikel Burguera y Markel Garralda. Excluyeron a las locales Ane (24') y Cristina (40').
Incidencias
Algo más de un centenar de personas en el Polideportivo Miguel Ángel Blanco.

A priori se trataba de un campo complicado para el equipo que entrena Luismi Ascorbe. Sin embargo, el Sporting firmó un partido serio y ordenado, de principio a fin, haciendo olvidar los minutos de despropósitos de la semana pasada.

La salida de las riojanas fue incotestable. En diez minutos el Sporting ganaba 2-10. El abc del equipo: defensa-portería-contragolpe. Durante esos primeros compases Carla llevó la voz cantante en el ataque estático de las riojanas.

Fiel a su idea, Luismi Ascorbe aprovechó para rotar a sus jugadoras pensando en tener a todas encanchadas en los quince minutos finales, cuando se deciden los partidos.

Quizá el único pero que se le puede poner a las de Ascorbe fueron la cantidad de fallos que cometieron en los últimos minutos de la primera parte, coincidiendo con una presión de las locales. Sin embargo, al descanso ya se fue el Sporting con una renta que hacía pensar en una nueva victoria (9-17).

Errotabarri ataca sin portera

En la segunda mitad el encuentro varió de panorama ya que el Errotabarri apostó por atacar sin portera, siete contra seis. Estos minutos le sirvieron al Sporting La Rioja como un entrenamiento de calidad ante un sistema ofensivo que a buen seguro se encontrarán en su camino por el ascenso a División de Honor.

Cumplieron con nota las riojanas que, entre el minuto 35 y el 50, fueron capaces de endosar un parcial de 3-8. Incluso la guardameta Rebeca fue capaz de anotar un tanto de portería a portería.

Buena imagen del Sporting que cada vez es más equipo. Irati le da mucha continuidad al movimiento de balón en la lado derecho, Carla y Danielle ven portería con facilidad, Masha es un martillo pilón (ayer 9 goles), y atrás Marta y Arima forman un gran centro defensivo con Elena y Rebeca muy enchufadas.

La próxima semana visita el Polideportivo de Lobete el equipo de Múskiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos