DIVISIÓN DE HONOR PLATA

El Sporting se deshace del Castro Urdiales en una segunda parte contundente

Irati, ayer responsable de siete goles, en un partido anterior. :: S. T.
/
Irati, ayer responsable de siete goles, en un partido anterior. :: S. T.

Las de Ascorbe mantienen la primera plaza del grupo con un margen de tres puntos sobre el Pereda

M. SCHMITT

Logroño. Con más dificultad de la esperada, el Logroño Sporting La Rioja regresó de Castro Urdiales con un triunfo (18-24) que le mantiene como líder del Grupo B de la División Honor Plata del balonmano femenino, con una diferencia con el Pereda -que ayer no tuvo problemas para derrotar a domicilio al Kukullaga (23-33)- de tres puntos, por lo que el objetivo de jugar el 'play off' cada día está más cerca.

Pero las de Luismi Ascorbe tuvieron que tener paciencia para madurar esta nueva victoria, que acabó dándose en la segunda parte, cuando la defensa riojano se ensambló para frenar a un Castro Urdiales que, ya salvado del descenso, jugó sin más presión que el de hacer daño a las líderes.

Castro Urdiales
Irene, Tania, Ane (2), Sandra, Lorena, M. García Nazábal (3), M. García Gastiasoro, María Gómez, Ángela (2), Nagore (1), Cristina, Andrea, María Santos (1), Natalia (9) y María Vilella.
Sporting
Elena, Rebeca, Rakel (3), Masha (3), Danielle (3), Irati (7), Lucía (1), Arima (2), Ana Moreno (1), Marta (1), Amaia, Carla (3), Sara, Raquel Suáerez, Laura y Noelia.
Parciales
1-1, 5-5, 8-8, 11-8, 12-10 y 13-13 (descanso). 13-15, 14-17, 14-19, 15-20, 16-21 y 18-24
Árbitros
Piñera y Castellanos. Excluyeron a las locales Ane, Nazábal y Andrea, ya las visitantes Raquel Suárez, Irati (2) y Arima.

Esto lo logró en la primera parte, en la que el Sporting rotó mucho a sus jugadoras, dando entradas a las jóvenes Rebeca, en portería, y Laura. El equipo amarillo aguantó y llegó a descanso con el encuentro igualado. Entonces, Elena empezó a aportar en portería, Irati Holgado consiguió encontrar huecos en la defensa cántabra y el Sporting pudo cerrar su retaguardia casi por completo, lo que le permitió salir en alguna contra para empezar a abrir hueco en el marcador.

Manteniendo esa intensidad atrás, el Castro Urdiales, que tuvo a Natalia Sanz como máxima anotadora (nueve goles), solo pudo marcar cinco dianas en esa segunda parte, que se le atragantó a las locales.

El dominio sportinguista se mantuvo hasta el final del encuentro para así mantener la misma diferencia de puntos con sus seguidoras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos