«Al ver que era la rodilla, sabía que el sueño europeo se había acabado»

Ángel Fernández, ayer, en el Palacio de los Deportes, antes del entrenamiento franjivino. ::
Ángel Fernández |Extremo de España

El cántabro trabaja en Logroño en la rehabilitación de su esguince después de regresar de Croacia

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Ángel Fernández afronta sus últimos meses como franjivino. Un club, el Ciudad de Logroño, que le abrió las puertas de la selección, tal y como confiesa. Desde la llegada de Jordi Ribera, el de Astillero es uno de los extremos fijos. Pero una lesión en su rodilla -un choque involuntario con el exfranjivino Álex Dujshebaev- durante el debut con la camiseta nacional frente a la República Checa en el Europeo le ha obligado a regresar.

- Habiendo jugado tan poco, ¿se puede hacer balance del Europeo?

- Del Europeo, no, pero llevábamos dos semanas de intenso trabajo. Y las sensaciones que tenía de cara al Europeo eran buenísimas. Estaba muy bien de confianza y llegaba en muy buena forma física. Por eso me ha fastidiado tanto la lesión.

«En mi porra he puesto a España en el medallero aunque todo se decidirá en el partido contra Alemania» ÁNGEL FERNÁNDEZ / EXTREMO DE LA SELECCIÓN

- Se lesiona marcando un golazo (de 'fly'). Los aficionados ni se percataron del golpe.

- Mucha gente me dijo que no se había dado cuenta.

- ¿Usted sintió enseguida la gravedad de la lesión?

- Sentí el golpe, pero pensé que era uno más. Cuando regreso a la defensa noto que no estoy a gusto con la rodilla. En el descanso, al enfriarse, noté más molestias e inestabilidad. Ya sabía que estaba fuera del Europeo al ver que era algo de la rodilla. Si es otra lesión igual te esperan. Sabía que este pequeño sueño europeo se había acabado

- ¿Cómo está viendo a sus compañeros de selección?

- En la primera parte del campeonato no estuvieron tan bien como se esperaba. Contra la República Checa hicimos un muy buen partido, pero luego contra Hungría y Dinamarca la defensa no estuvo muy bien, la portería no tocó muchos balones y en ataque estaban un poco atascados. Pero todo se despejó el domingo contra Macedonia. Muchos jugadores han cogido confianza, Gonzalo (Pérez de Vargas) está a tope. Eslovenia (rival contra el que se enfrenta hoy España) está prácticamente afuera. Y ese partido hay que ganarlo. Luego llega Alemania, que es la actual campeona europea. Se lo jugarán todo y creo que será un partido muy igualado.

- Contra Macedonia quedó reflejado el rigor táctico de Ribera para anular el ataque con siete jugadores. ¿Es tan metódico como parece desde fuera?

- Es el entrenador más metódico que he tenido en mi vida.

- ¿Más que Jota González?

- Sí. A nivel de pizarra, de jugadas, de estrategias del rival es muy metódico. Jota prepara los partidos explicando los jugadores del rival, qué hacen y te explica cómo solventar esas cuestiones que te pueden plantear. Pero Jordi es más táctico, hace más hincapié en nuestras jugadas.

Los últimos meses en Logroño los viviré con mucha ilusión y pena porque es mi segunda casa ÁNGEL FERNÁNDEZ / EXTREMO DE LA SELECCIÓN

- ¿Ve a España candidata a medallas?

- En mi porra he puesto a España en el medallero. Pero todo se decidirá en el partido contra Alemania. Será muy duro y pequeños detalles pueden ser los que decanten el encuentro para un lado u otro. A veces el balonmano es muy injusto y no nos clasificamos.

- ¿Le dijo algo Jordi Ribera en el momento de despedirse del Europeo?

- Sí, que le fastidiaba mucho porque me veía muy bien, que le sabía muy amargo. Ya en la primera concentración tuve algunos problemas de tobillo que solventamos. Estaba jugando muy bien y me dijo que era una pena.

- Después de cuatro años y medio como franjivino afronta usted los últimos meses con la camiseta del Club Balonmano Ciudad de Logroño. ¿Cómo encara esta segunda vuelta?

- Con mucha ilusión y mucha pena a la vez. Ilusión por poder hacer una muy segunda vuelta, por que el equipo esté bien. Y luego mucha pena porque han sido cuatro años y medio maravillosos de mi vida. Considero a Logroño como mi segunda casa. Este equipo me ha hecho llegar a la selección, me ha hecho vivir temporadas fantásticas, hemos ganado a grandes. Me han hecho vivir un sueño, así que jugaré estos meses con mucha ilusión de poder hacer grandes cosas pero con la pena de no poder seguir aquí, aunque siendo conscientes que era un paso que tenía que dar [jugará en el Kielce polaco junto a Julen Aginagalde y Álex Dujshebaev, entre otros] en mi carrera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos