Balonmano

«Raúl tiene interés en que vaya a París, pero todavía no lo he decidido»

El técnico del Ciudad de Logroño, en la barra del bar antes de la entrevista con Diario LA RIOJA/JONATHAN HERREROS
El técnico del Ciudad de Logroño, en la barra del bar antes de la entrevista con Diario LA RIOJA / JONATHAN HERREROS
Jota González. Técnico del Ciudad de Logroño

El entrenador del Ciudad de Logroño repasa lo más destacado de la primera vuelta

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

Jesús Javier González, Jota, (Valladolid, 2-02-1972) ocupa el banquillo del Ciudad de Logroño desde hace once temporadas. La actual, por diferentes razones, está siendo la más dura. El técnico responde a las preguntas de Diario LA RIOJA sin eludir ninguna de ellas, incluidas las que se refieren a su posible marcha al final de temporada. La entrevista es el resultado de una hora de conversación distendida, una infusión de menta poleo y un cortado descafeinado.

- Como profesor que es, para empezar, una pregunta sencilla. ¿Qué nota le pone a la primera vuelta del equipo?

- Yo creo que la primera vuelta que hemos hecho puede ser un cinco. Queda la sensación de que hemos remontado, pero teníamos que haber hecho algo más. A pesar de que ha habido dos tramos distintos, mi sensación al final de la primera vuelta no es buena.

Más

- Repasemos la temporada cronológicamente. El mal inicio, inesperado por todos, marcó a fuego el resto de la vuelta. Fueron momentos muy duros.

- Ese inicio de temporada ha sido un auténtico suplicio, sobre todo por la situación en la tabla. Hubo un momento, sobre la jornada siete u ocho, que veía que no salíamos de ahí. Estábamos metidos en el bucle de no ganar y no ganar...

- ¿Realmente llegó a pensar en que el equipo podía descender?

- Sí, sobre la jornada siete u ocho lo pensé. Por diferentes motivos. Porque hubo partidos que lo hicimos bien, pero no obtuvimos la victoria. Por ejemplo, la derrota en casa ante Guadalajara fue muy dura. Tal y como jugamos teníamos que haber ganado con facilidad, pero cuando las cosas no salen, no salen... No es normal lo que paró Hombrados. Los porcentajes de lanzamiento fueron bajísimos. Yo pensé: 'ni jugando bien sacamos las cosas adelante'. Tenía la sensación de que no salíamos de ahí.

- Y el punto de inflexión llegó en Pamplona, donde menos se esperaba, contra un equipo que no había perdido ningún partido.

- Fue punto de inflexión, sobre todo, por los dos puntos. Pero también porque fue un partido muy sufrido, empiezan a funcionar las cosas, Jakup (Krupa) lo paró todo... Y también por el rival. Anaitasuna había ganado ocho de ocho y nosotros estábamos al límite. Fue un momento emocionalmente muy importante.

- A usted se le vio muy emocionado celebrando el triunfo con los jugadores y con los aficionados que se desplazaron hasta Pamplona.

- Sí. Una de las cosas que me han sorprendido positivamente este año ha sido la respuesta de la afición. No hemos estado al nivel de otros años, incluso estuvimos por debajo de lo que se suponía, y sin embargo la afición ha estado con el equipo. Tanto en los partidos del Palacio como en los que nos han acompañado fuera. Para mí, es un salto de calidad en el club muy importante. En los peores momentos de la historia del club la afición ha estado con el equipo. No se ha generado mal ambiente y eso es muy importante.

Los fichajes

Jakup Krupa

Jakup ha hecho grandes partidos y en otros no ha estado. Quizá le ha faltado regularidad. Ha demostrado que puede parar bien.

Tomislav Kusan

De menos a más. Era un pivote desconocido. En defensa le cuesta pero en ataque está mejorando.

Pablo Paredes

Como deportista es un diez porque no busca excusas. He hablado mucho con él. Igual en algún partido tenía que haberle dado más minutos. Vamos a esperar a la segunda vuelta.

Juan del Arco

La rodilla le ha condicionado. Es un jugador que venía para marcar la diferencia y esperamos que en la segunda vuelta lo haga.

Juan Castro

Su mejor virtud es que entiende perfectamente el juego, es un central, central. De menos a mas, como el equipo.

Fabio Chiuffa

Un poco irregular, como nuestro juego. Ha tenido rachas buenas y malas.

- Y siguiendo con el desarrollo de la primera vuelta, a partir de Pamplona se inicia un racha victoriosa que, por desgracia, no se pudo acabar con la guinda de la victoria en Benidorm que hubiera dejado al equipo en la zona de arriba.

- El de Benidorm fue otro momento malo para mí porque podíamos haber cerrado el año muy bien, y con 17 puntos la cosa cambia mucho, acabas metido en puestos europeos. En aquel partido lo que no funcionó fue el ataque, cuando era lo que más fiabilidad nos daba. Ganar en Benidorm hubiera sido dar el golpe definitivo al cambio de inercia que habíamos hecho.

- ¿Cómo valora el paso del Ciudad de Logroño por la EHF?

- Antes del sorteo yo sí que esperaba que pudiéramos pasar a la siguiente fase. Nosotros veníamos como cabezas de serie y parece que así tienes más facilidades. Sin embargo, Anaitasuna o Granollers no venían como cabezas de serie y se supone que iban a tener más dificultades en el sorteo. El emparejamiento con Dínamo de Minsk nos marcó.

- ¿Y cómo vivió los dos partidos?

- En otros años habíamos llegado a semifinales o nos habíamos quedado a las puertas. En el partido de ida no estuvimos acertados, pero el arbitraje allí me pareció descomunal. En otras circunstancias hubiéramos visto... Sin embargo, en casa creo que jugamos el mejor partido de todos. Caímos eliminados pero es el partido en el que vi al equipo con más garra, más intensidad, más entrega, más ganas, más todo. Y también hubo muy buen ambiente en el Palacio, con la iniciativa del club.

- En lo personal, ¿tiene la percepción de que el ciclo de Jota González en Logroño ha finalizado ya?

- Yo creo que no. A ver si lo explico. Yo creo que los ciclos no están agotados. Por ejemplo, el Montpellier va el primero de la liga francesa con el técnico Patrice Canayer que lleva más de veinte años. Ahí está. Ha tenido temporadas buenas y malas. Ahora, como va primero, es bueno. Y en otras temporadas no sería tan bueno. Un poco como le pasa ahora a Zidane en el fútbol. Sí que es cierto que estar mucho tiempo en un sitio desgasta y a todo el mundo le gusta la novedad. Y luego todo se valora en función del resultado. Otra sensación es que cuando has llegado al máximo nivel y ves que es complicado mantenerse, todo lo vemos diferente. Parece que hay que darle un giro a las cosas. Pero yo no creo que haya acabado mi ciclo.

- ¿Qué hay de cierto en los rumores que sitúan a Jota González la próxima campaña en París, de segundo entrenador junto a su amigo Raúl González?

- Yo tengo muchísima amistad con Raúl, es mi mejor amigo y se vio en sus declaraciones tras ganar la Champions. ¿Que él tiene interés? Está claro, hay cosas que no se pueden negar. Pero igual que me costó un horror dejar Valladolid para venir a aquí, me cuesta muchísimo salir de Logroño. Ahora me he hecho más a Logroño que a Valladolid, y mira que me gusta Pucela. Lo que sí puedo decir es que en el momento que decida algo, para quedarme o para irme, al día siguiente lo diremos. Normalmente estas decisiones se toman a la vuelta de las navidades. Ahora no hay nada decidido, ni para un lado, ni para otro. Y yo en esas cosas soy muy claro, nunca engaño. ¿Que a Raúl le encantaría? Sí, está claro.

- Supongo que le estará dando muchas vueltas a la cabeza.

- Yo ahora tengo que valorar otras cosas que antes ni me imaginaba que iba a tener que valorar. Tengo ofertas de otros clubes muy fuertes y tengo que valorarlas. Yo me he quedado siempre aquí por cariño, por proyecto y por todo. Y no me gusta hablar de esto porque cuando dices que tienes ofertas me parece que es prepotencia. Pero estoy encantado de tener ofertas buenas aunque este año los resultados no acompañen.

- ¿Pero si hay alguna opción buena que le decida a romper su zona de confort en Logroño, esa es la de París con su mejor amigo y el presupuesto más alto de Europa o uno de los mayores?

- El factor Raúl es importante. Pero hay que valorar muchas cosas. Nunca sabes con qué aciertas. Puedes ir de segundo y salir del mercado de entrenadores, no sé... Hay que darle vueltas a muchas cosas: al interés de Raúl pero también a mis intereses. Lo bueno de Logroño es que cuando eres amigo de alguien siempre quieres lo mejor para él, y entre la directiva y yo funcionamos así. Esta situación ya se ha vivido otros años, pero no aparecían publicadas.

- ¿En caso de que Jota finalmente abandone Logroño al final de temporada, le gustaría que la directiva le diera la confianza a Miguel Ángel Velasco?

- Miguel Ángel Velasco puede entrenar a cualquier equipo, es bueno y está extraordinariamente preparado. Yo tengo más experiencia en el banquillo, pero creo que Miguel es mejor entrenador que yo, y no lo digo por decir. Tiene cosas que a mí me cuestan mucho: la sensación de pista... Tiene la táctica, tiene la técnica, tiene experiencia... Cuando estamos en los partidos ve cómo está cada jugador y qué nos viene mejor jugar en ese momento. Tiene una sensación de vestuario y de pista que yo no tengo. A mí me cuesta los vestuarios, por ejemplo. Pero ese supuesto ya sería una decisión de la directiva, si quiere o no una línea continuista. Si me preguntas a mí, Velasco me parece mejor entrenador que yo. Y no es por quedar bien con él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos