Con el pañuelo al cuello

Juan del Arco se eleva por encima de la defensa logroñesa en el entrenamiento vespertino que celebró ayer el BM Logroño en el Palacio de los Deportes. :: miguel herreros/
Juan del Arco se eleva por encima de la defensa logroñesa en el entrenamiento vespertino que celebró ayer el BM Logroño en el Palacio de los Deportes. :: miguel herreros

El BM Logroño debuta en casa esta tarde con la obligación de derrotar a un Atlético Valladolid muy táctico

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

No es el día idóneo; tampoco la hora fijada de antemano. Pero la televisión es la que manda. El Ciudad de Logroño se presenta esta tarde (17.00 horas) ante una afición que se prevé escasa y que apurará la fiesta del lanzamiento del cohete de San Mateo para asistir al debut del equipo más humano de la último lustro. No es la primera vez que le ocurre esto al bloque franjivino y tampoco será la última. Es lo que hay y Jota González no quiere darle más vueltas al asunto. No es su guerra.

El BM Logroño se muestra ante su público en busca de unos puntos muy necesitados, después del tropiezo en Granollers (30-27) hace diez días. De cada derrota se aprende algo. Y el equipo franjivino habrá sacado sus propias conclusiones. La intensidad defensiva de la segunda parte en tierras vallesanas es la que debe imponer sobre los Rubén Río, Abel Serdio, Víctor Rodríguez o Adrián Fernández. Porque precisamente la defensa será una de las claves del encuentro.

Más

En la jornada previa al debut en el Palacio de los Deportes, Jota González no escondió su decepción por la derrota sufrida ante el Fraikin Granollers. «Vine bastante fastidiado. Creí que era un partido que podíamos sacar adelante y no fuimos capaces de conseguirlo. De juego hicimos las cosas dentro de un orden, pero nos faltó intensidad», indicó el entrenador franjivino. «Ahora cambia todo. Hay que empezar con ilusión, sobre todo en casa, donde hay que hacerse muy fuertes si queremos hacer algo durante esta temporada. Sabemos que este año la liga está mucho más igualada», añadió el preparador técnico, quien recordó que el miércoles pasado el Ademar no perdió contra Cuenca en León «de milagro».

Precisamente la equidad entre los equipos es, a juicio de Jota González, un motivo para enganchar al público: «A la gente le gusta la emoción. Ya se demostró en la primera jornada con partidos muy igualados. Eso va a ser mucho más bonito para el espectador», explicó el pucelano. «Mi objetivo no va a ser sufrir sino ganar, pero sabemos cuál es la realidad de la Liga», agregó.

Jota González comentó que el conjunto franjivino se espera a un Atlético Valladolid que no se dejará sorprender. «Nos conocemos perfectamente. Es un equipo que nos va a jugar con velocidad al contraataque, esta muy fuerte en la defensa 6-0 y tiene en portería a un Javi Díaz espectacular», detalló el míster.

En ataque, Jota González destacó las virtudes del conjunto pucelano en las situaciones de uno contra uno y en las que dan continuidad al juego, los dos puntos fuertes del equipo dirigido por Nacho González. «Siempre acaban encontrando el fallo de la defensa», aclaró el entrenador. Para él, la clave del encuentro de esta tarde será nuevamente la defensa. «No estuvimos bien en defensa en gran parte del partido contra el Granollers y es algo en lo que tenemos que mejorar. En ataque, más o menos creamos situaciones; pero sí debemos mejorar atrás».

Por su parte, el Atlético Valladolid llega con la intención de sacar algo positivo. «Aunque el Logroño ha podido perder algo de lanzamiento exterior, tras caerse su patrocinador principal, sigue siendo un equipo muy potente con grandes jugadores y con un contraataque espectacular», dijo Nacho González.

Fotos

Vídeos