BALONMANO

Molina deja de ser franjivino

Carlos Molina celebra el triunfo ante el Anaitasuna. :: díaz uriel
Carlos Molina celebra el triunfo ante el Anaitasuna. :: díaz uriel

El cordobés, que ha jugado en Logroño dos años, podría seguir su carrera en Alemania

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

Carlos Molina no continuará vistiendo la camiseta franjivina la temporada que viene. El jugador y el Ciudad de Logroño llegaron a un acuerdo para que el cordobés se desvincule del equipo riojano, según informó anoche la entidad franjivina en un comunicado de tres líneas en las que se aclara que el lateral izquierdo no formará parte de la plantilla de jugadores del club para la próxima temporada.

«El jugador ha recibido una oferta de otro club, y ambas partes, de común acuerdo, hemos decidido no continuar ligados la próxima temporada», explica el Ciudad de Logroño en su nota, en la que desean suerte al jugador en su nuevo club.

Poco se sabe del nuevo destino de este lateral criado en la cantera del Barcelona, aunque algunas voces daban por seguro que Molina jugará la próxima campaña en Alemania, en el Magdeburgo, que acabó en la quinta posición en la Bundesliga la última campaña.

De todas formas, con la baja de Molina el equipo para la próxima campaña pierde poder, sobre todo en defensa, donde el cordobés era uno de los fijos junto a Rubén Garabaya. Para el club, su marcha representa un alivio económico en una temporada que, de momento, se prevé sin un patrocinador principal. Porque la directiva no tiene previsto cubrir la baja de Molina en un puesto que ocuparán Juan del Arco, Pablo Paredes y -virtualmente- Haniel Langaro (el Dunkerque no ha pagado aún su cláusula de rescisión).

Precisamente el anuncio de la marcha del 18 franjivino se hizo efectivo el día en que el Ciudad de Logroño y la empresa Naturhouse rompieran una relación de diez años.

Carlos Molina desembarcó en Logroño hace dos temporadas, cuando llegó del Bada Huesca a cubrir el hueco dejado por Thiagus Petrus. En su primera campaña con el equipo franjivino, el cordobés marcó 87 goles en la Liga Asobal, con una efectividad del 63 por ciento, y 32 en la Champions League. En la pasada campaña, Molina desempeñó tareas más defensivas y su índice goleador descendió: el andaluz convirtió 42 dianas con un 56 por ciento de acierto en la Asobal, y once tantos en la competición europea.

Fotos

Vídeos