Una misteriosa rueda de prensa oficializó el relevo de entrenadores en el club

Velasco, Rituerto y Jota, ayer tras la rueda de prensa. :: juan marín/
Velasco, Rituerto y Jota, ayer tras la rueda de prensa. :: juan marín

Con una convocatoria genérica, el Ciudad de Logroño citó a los medios obviando el tema principal

E.M. LOGROÑO.

«Informarte que mañana viernes 12 de enero a las 11.00 horas en la sala de prensa del Palacio de los Deportes tendrá lugar una rueda de prensa del presidente de este Club Ángel Rituerto al objeto de hacer una puesta en común de la situación del Club previa al inicio de la segunda vuelta». Este era el escueto texto con el que el Ciudad de Logroño convocó a los medios de comunicación. Ni rastro del tema central de la cita. No había que despertar sospechas.

A partir de ese momento se sucedieron los acontecimientos. El propio club cambió la hora de entrenamiento porque coincidía con la rueda de prensa. ¿Por qué cambiar si en la comparecencia ante los medios sólo se anunciaba la presencia del presidente Ángel Rituerto?

Llegada la hora de comenzar la comparecencia aparecieron en la sala Jota González y Miguel Ángel Velasco. Se aclaraban un poco las cosas.

Las primeras palabras de Ángel Rituerto después de los saludos protocolarios despejaron todas las dudas. «Este año convocamos esta rueda de prensa porque todo en la vida tiene un principio y tiene un fin. Hubo un principio en el que fuimos a Valladolid a casi medio engañar a un señor que estaba allí muy tranquilo...».

La sintonía entre los tres protagonistas de la rueda de prensa fue total. El presidente recordó que tomar esta decisión ha sido muchos menos arriesgada que cuando se apostó por Jota. «A Jota no lo conocíamos, fue una apuesta arriesgada. A Miguel Ángel lo conocemos y sabemos lo que puede dar de sí. En ese sentido estoy muy tranquilo», afirmó.

«Nadie es imprescindible»

La institución está por encima de todas las personas y el presidente lo sabe. Por ese motivo, cuando se le preguntó por lo extraño que será comprender el club sin Jota, fue muy claro: «Nos acostumbraremos. En estos momentos hay gente que nos sigue llamando Naturhouse... se pasará. Jota ha marcado una época, es verdad. Aunque todo el mundo es necesario, nadie es imprescindible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos