Mala fortuna en el sorteo, pésimo arbitraje y eliminación ante el Minsk en la Copa EHF

M. SCHMITT LOGROÑO.

En esta temporada de reducción de presupuesto por la marcha del patrocinador principal, el Ciudad de Logroño regresaba a la Copa EHF, un certamen que siempre, en las tres ediciones en las que había participado con anterioridad, le había sonreído (jugó dos semifinales consecutivas en el 2009/10 y en la temporada 2010/11).

Pero la mala fortuna hizo que el sorteo situara frente a los riojanos a uno de los mejores equipos, el SKA Minsk, y que unos árbitros rumanos muy poco objetivos decantaran claramente la eliminatoria para el lado bielorruso. Así, el conjunto dirigido por Jota González llegó al encuentro de vuelta con un 36-28 en contra.

Y una semana después, ante un Palacio de los Deportes entregado, el triunfo por 35-30 resultó demasiado corto en una jornada que se recordará por el tiempo muerto solicitado por el técnico bielorruso a 50 segundos del final y con la serie ganada, en la que parte del banquillo dedicó unas peinetas a la grada. Un gran equipo el Minsk que carece absolutamente de señorío.

Pero la Asobal y la Copa EHF no fueron los únicos certámenes en los que participó el Ciudad de Logroño. Para levantar el telón de la temporada, los riojanos disputaron la Supercopa de España por ser subcampeones de la Copa del Rey. El encuentro ante el FC Barcelona se disputó en el Quijote Arena de Ciudad Real. Los azulgrana vencieron por 31-25.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos