BALONMANO

Al BM Logroño se le suman más problemas antes de su viaje a Zamora

Del Arco y Kusan, que no se ha entrenado en toda la semana, luchan por la posición. :: M. Herreros/
Del Arco y Kusan, que no se ha entrenado en toda la semana, luchan por la posición. :: M. Herreros

Kule Kusan, con un problema estomacal, es seria duda para el encuentro ante el MMT Seguros, que es el farolillo rojo de Asobal

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

Las semanas de diez días se le hacen eternas al BM Ciudad de Logroño. El equipo franjivino, que jugó su último choque ante el Barcelona el miércoles 11 de octubre, regresa mañana a las pistas . Demasiado tiempo de espera en estos momentos de nervios, de dinámica negativa. El equipo riojano ha trabajado con intensidad esta semana para empezar a enderezar el rumbo a partir de mañana, en Zamora, ante un MMT Seguros que ocupa el farolillo rojo y que llega a este choque después de caer eliminado de la Copa del Rey ante uno de los líderes de la División de Honor Plata, el Balonmano Nava.

Kule Kusan no se ha entrenado, aquejado por unos problemas estomacales que dificultarán su presencia mañana en el pabellón Ángel Nieto. De esta forma, Jota González sólo puede contar con Rubén Garabaya en esa posición e improvisar con el eterno polivalente Miguel Sánchez-Migallón o Ángel Montoro.

El Zamora, último con 1 punto gracias a su empate (28-28) contra el Teucro en la primera jornada de Liga, está igual de necesitado que el Ciudad de Logroño. Se trata de un equipo que mantiene la misma columna vertebral de los últimos años con jugadores como Ceballos, Fernando Ruiz, Luis Cano, Octavio Magadán -su estrella-, Jortos, Jesús Gómez, Guillermo García y Luis Posado. Un bloque cuyo fuerte en el ataque son los unos contra uno de jugadores como Magadán, Jortos, Adrián Prieto o el brasileño Anderson, y su juego con el pivote. Según indicó Jota González, el equipo zamorano cuenta también con una defensa «muy agresiva» y un contraataque letal.

El Zamora mantiene la misma estructura desde hace años y su estrella es el central Octavio Magadán

Otra de las características del equipo castellanoleonés es su juego de continuidad que tiene como objetivo «ganar las ventajas con el punto de apoyo». En defensa, el equipo de Eduardo García Valiente suele situarse preferentemente en un 6-0. «Atacan más con pequeños y defienden con gente grande», ejemplificó el preparador.

El BM Logroño ha trabajado toda esta semana la estrategia a seguir, que pasa por hacer una defensa seria ante el conjunto zamorano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos