El CB Logroño se somete a su segunda prueba

Imanol Garciandia frena el avance de Lazar Kukic. :: M. Herreros
Imanol Garciandia frena el avance de Lazar Kukic. :: M. Herreros

El equipo franjivino se mide esta noche en Pamplona al Anaitasuna sin Chiuffa ni Kusan

MARTÍN SCHMITT

Logroño. El CB Ciudad de Logroño juega hoy (20.00 horas), en Pamplona, su segundo amistoso del verano. Lo hará en la 'Catedral' ante un Anaitasuna que mantiene la misma base del año pasado salvo un par de jugadores. Las lesiones de Juan Castro (con una sobrecarga en la rodilla) y Kule Kusan, con la rotura de los huesos propios de la nariz, unida a la marcha a Brasil de Fabio Chuiffa para solucionar unos temas burocráticos, ha condicionados los entrenamientos franjivino de esta semana.

Por tal motivo, tácticamente el equipo no ha podido avanzar por lo que la prueba de hoy en Pamplona servirá para ver cómo ha interiorizado el equipo las cuestiones tácticas ya vistas.

El Anaitasuna es el mismo con el que se midió con el cuadro riojano en semifinales de la Copa del Rey disputada en León en junio salvo dos jugadores. El lateral izquierdo Cristian Martínez regresa al conjunto navarro en lugar de Álex Garza, ahora en el Atlético Valladolid. El otro fichaje del equipo pamplonés es Raúl Nantes, que ocupará el puesto que dejó vacante Nadoveza. «Mantener el bloque es muy importante porque jugarán todo de memoria», apuntó Jota González, entrenador del buque franjivino.

El contar con catorce profesionales en plantilla era previsible que el equipo cojeara en algún momento por culpa de las lesiones. «Es el gran problema de tener catorce. Ahora mismo estamos con once, y si quitamos a los porteros te quedan nueve... Es un lío», se lamentó ayer Jota González. «No puedes hacer un seis contra seis ni trabajar los conceptos tácticos que quieres. Pero ya sabíamos que esto era así esta temporada, que lo normal es tener gente con problemas», analizaba.

Pese a la sobrecarga de Castro en su rodilla, ayer el central pudo entrenarse sin problemas y podrá jugar, salvo alguna recaída de último momento. Quien no podrá vestirse de corto será el pivote croata Kule Kusan, que ayer estrenó una máscara de protección para la zona afectada. Se trata de un protector con el que Kusan puede entrenar pero no jugar, al estar prohibido por la seguridad de los jugadores.

De todas formas, el joven pivote, que estos pasados días trabajaba al margen de sus compañeros, ayer pudo participar de la sesión a la par del equipo. Sin embargo, esta tarde no podrá jugar. De hecho, Kusan no viajará la semana próxima a Estrasburgo para participar del tradicional Eurotournoi. El croata permanecerá en Logroño trabajando en su recuperación. El Ciudad de Logroño viajará el jueves a Francia y su primer encuentro será el viernes ante el Chekhovskie Medvedi ruso.

Fotos

Vídeos