LIGA ASOBAL

El Logroño no quiere relajarse

Ángel Montoro se enfrenta a Kupara en un encuentro anterior. :: Peio García
/
Ángel Montoro se enfrenta a Kupara en un encuentro anterior. :: Peio García

Los franjivino, que llegaron de Córdoba ayer por la mañana, preparan su choque ante un Ademar fuerte lejos de León

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

El Ciudad de Logroño llegó ayer por la mañana, a las 8.00, de Puente Genil, el viaje más largo que debe meterse entre pecho y espalda durante la Liga Asobal. Pero el triunfo ayudó a recorrer los más de 800 kilómetros que separan la localidad cordobesa de la capital riojana. Por ese motivo, ayer por la tarde el entrenamiento del equipo franjivino fue más liviano de lo habitual. Eso sí, antes la plantilla asistió a una sesión de vídeo del próximo rival: el Ademar de León, que ha ido de más a menos en esta temporada, en la que la Liga de Campeones ha distraído bastante al conjunto que dirige Rafa Guijosa.

Los leoneses marchan cuartos en la clasificación y suman 17 puntos, cuatro más que los riojanos, después de ocho victorias, un empate y cuatro derrotas, la última el miércoles pasado, en casa ante el Benidorm (28-29). El Ademar ha caído, además, contra el Anaitasuna (32-23, jornada 7); Guadalajara (20-26, jornada 6) y frente al Barcelona (21-26, fecha 4), al margen de empatar con el Huesca (27-27, jornada 10), también en casa. Es que precisamente sus peores resultados los ha cosechado en su feudo, un Palacio de los Deportes de León que hasta esta campaña parecía inexpugnable.

Para Jota González, el conjunto ademarista ha cambiado su dinámica con respecto a otras temporadas. «Cuando ibas a León no ganaba nadie; resulta que ahora ha ganado todos sus partidos fuera de casa y los que ha perdido -salvo contra el Anaitasuna- han sido como local, algo totalmente extraño para un club como el Ademar», señaló el preparador vallisoletano.

Garabaya, Muñoz y Del Arco no se entrenaron pero podrían ser de la partida mañana

El entrenamiento de ayer, después de una victoria como la del miércoles por la noche, además de ser con menos carga fue con más sonrisas. Es que el equipo riojano encadenó una nueva victoria en la racha más positiva de la temporada, en la que en cinco partidos ha sumado cuatro victorias y un empate. Sin embargo, Jota González no quiere que estas buenas sensaciones se traduzcan en relajación. «Siempre que ganas el ambiente es siempre más tranquilo. Pero insisto mucho en que sé cómo va a venir el Ademar, que viene de una clasificación de la Champions, lo que genera mucha euforia», detalló.

«Pero eso te puede pasar un poco de factura como le ocurrió al Ademar ante el Benidorm», añadió y recordó que el conjunto de Guijosa vendrá a Logroño con ganas de dejar atrás el mal trago del miércoles pasado.

De la sesión no participaron Rubén Garabaya, con un golpe en la pierna izquierda; Javi Muñoz, afectado por una angina; ni Juan del Arco, que continúa con molestias en la rodilla izquierda. No obstante, en principio podrán participar del encuentro de mañana, que se disputará a las 17.00 horas, salvo el lateral izquierdo, que se decidirá hoy si puede ser de la partida.

El equipo leonés mantiene el mismo bloque del año pasado, sumando algún jugador para un puesto, como por ejemplo el pivote, donde comparten parcela Gonzalo Carou, Diego Piñeiro y el serbio Zivan Pesic. «Es un equipo muy agresivo en defensa, tienen una portería que siempre les funciona y una velocidad al contraataque terminal», apuntó el preparador técnico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos