El Logroño se mide a la revelación europea

El Logroño se mide a la revelación europea

Los riojanos tratarán de extender su dinámica positiva en la pista del Minsk en su debut en la Copa EHF

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño regresa a Europa. Pese a dar un pequeño paso hacia atrás después de cuatro años consecutivos disputando la Champions, los franjivino vuelven a jugar una competición en la que siempre se han movido como pez en el agua. Una Copa EHF que ha cambiado mucho su formato, que se ha endurecido con equipos de poderío como el Magdeburgo de Carlos Molina, el Füchse Berlin, el Frisch Auf Göppingen, el Chambery Savoie o el Saint-Raphael Var Handball francés. Pero también está el SKA Minsk, el conjunto menos conocido de todos pero quizá el más fuerte de esta fase, que llega de derrotar nada menos que al CSM Bucuresti, el conjunto en el que juegan, entre otros, Sasha Tioumentsev, Antonio García y Javier Humet.

Un conjunto, el bielorruso que salvo algún encuentro de la Liga Báltica lo ha ganado todo esta temporada, tanto en la Copa EHF como en su liga, que domina ampliamente sobre el Meshkov Brest, un viejo conocido de los franjivino en Champions League. Precisamente el Minsk derrotó al conjunto azul en Brest por una diferencia de diez goles, lo que habla por sí solo de la calidad del bloque rojo.

El Ciudad de Logroño llegó anoche a Minsk después de un viaje largo, de los que está acostumbrado, y sabedor del poderío de su rival. A diferencia de su adversario de esta tarde, no han tenido los riojanos demasiado tiempo para preparar el encuentro que se disputará en el Sport Palace Uruchje a las 15.30 (17.30 hora local). Pero jugar cada tres días es lo que le gusta al Ciudad de Logroño, que llega a Minsk sin bajas, con sus quince jugadores disponibles -incluido el joven Eduardo Cadarso- y en estado de gracia ya que todos han disfrutado de minutos en los últimos dos encuentros ante Anaitasuna y Teucro.

Es para el equipo riojano la eliminatoria más difícil. Viajan los franjivino con un único objetivo: ganar. Y si no es así, a minimizar lo máximo posible los daños. No hay que olvidar que los logroñeses recibirán al SKA Minsk el próximo sábado, a las 20.00 horas, en el Palacio de los Deportes. Un pabellón que espera ansioso una cita europea de estas características.

El definir la serie en casa es del agrado del entrenador, que siempre ha dado más prioridad a la Liga Asobal que a Europa, aunque nunca se ha guardado nada en ninguno de sus partidos. «Vamos a intentar pasar la eliminatoria y jugar la fase de grupos de la Copa EHF», indicó Jota González. «Me interesa mucho jugar la EHF porque hemos ganado dos partidos jugando con el ritmo de miércoles y sábado», añadió.

Jota González recordó que en las últimas temporadas el bloque franjivino se supo adaptar al ritmo de jugar cada tres días y fue cuando frenó esa vorágine cuando llegaron las primeras derrotas. «Lo único complicado son los viajes y preparar los partidos pero al jugador le gusta esa dinámica porque al final lo que disfruta es de jugar», apuntó el vallisoletano.

A juicio del míster, las opciones del Ciudad de Logroño ante el SKA Minsk pasan por hacer un buen balance defensivo, algo que ha estado ensayando durante los últimos días, y el estado de forma de la retaguardia. Es importante que la defensa sea capaz de frenar a jugadores como Kulesh.

Ayer, el Ciudad de Logroño no se pudo entrenar ya que estuvo todo el día viajando. Hoy se levantará pronto (7.30 hora española) para tratar de adaptarse a las dos horas menos que hay en Minsk.

Para los jugadores del Minsk, el Ciudad de Logroño es un buen equipo que ha atravesado por una mala racha. Uno de sus jugadores referentes, el pivote Alexey Ushal, destacó en la web de su club que se trata de un rival «interesante» al que se le puede ganar. «No le prestaría atención al mal inicio en su liga. El Logroño es un buen equipo con jugadores individualmente fuertes y creo que sus males son temporales».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos