BALONMANO

El BM Logroño se mide a su bestia negra

Juan Castro trata de buscar un hueco entre Vainstein y Thiago Alves. :: Fernando Díaz/
Juan Castro trata de buscar un hueco entre Vainstein y Thiago Alves. :: Fernando Díaz

El equipo franjivino juega mañana ante el Cuenca en una pista que parece gafada

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

Los partidos entre el Ciudad de Logroño y el Ciudad Encantada son especiales. Como un derbi en el que se juega mucho más que un partido de balonmano. Esta vez, el choque entre riojanos y conquenses viene cargado con un ingrediente especial: ambos conjuntos suman 21 puntos y se encuentran inmersos en plena lucha por los puestos europeos.

El Ciudad de Logroño, que se encuentra en su mejor estado de forma, se la juega en una pista nada amigable: El Sargal conquense, en el que en nueve encuentros solo ha ganado en un par de ocasiones. En concreto, en la temporada 2009/10, cuando los de Jota González vencieron 25-28, y en la 2014/15, con un ajustado triunfo franjivino por 24-25. Los siete encuentros restantes se saldaron con tres empates y cuatro victorias locales.

El último encuentro disputado en El Sargal entre unos y otros tuvo lugar a principios de marzo del año pasado, que acabó en tablas (28-28) en una segunda vuelta del conjunto riojano que quedará en el olvido.

Jota González recupera a Sánchez-Migallón y a Garabaya, que no se ha entrenado por una gripe

Ahora, ambos equipos están entonados. El Liberbank Ciudad Encantada llega a este encuentro después de vencer en otra pista complicada como la de Benidorm por la mínima (23-24). Sin embargo, la última vez que los de Lidio Jiménez se presentaron ante su público cayeron frente al Ademar de León por 21-24.

Los logroñeses, en cambio, llevan una segunda vuelta inmaculada. Vencieron al Granollers (30-28), al Atlético Valladolid (25-30) y al Frigoríficos del Morrazo por 35-18 en un encuentro en el que los de Jota González pasaron por encima a los gallegos, condenados en la última plaza de la Liga.

Para este encuentro, el técnico pucelano podrá contar con toda la plantilla al completo, al recuperar a Miguel Sánchez-Migallón, que no pudo jugar ante el Cangas por problemas musculares, y a Rubén Garabaya, que esta semana no se ha entrenado por culpa de un proceso gripal. El pivote, no obstante, ayer pudo ejercitarse sin ningún tipo de inconveniente y viajará esta tarde a la ciudad conquense. El Ciudad Encantada ha declarado este encuentro como Día del Club, por lo que los abonados tendrán que pagar 10 euros para entrar a El Sargal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos