El Logroño impone su calidad ante el Recoletos

Los de Jota incrementaron la intensidad defensiva en la segunda mitad, lo que bloqueó las ideas ofensivas del Recoletos

EFE Valladolid

El Recoletos Atlético Valladolid ha caído ante un BM Logroño que supo imponer su mayor experiencia a la hora de afrontar partidos equilibrados, y la calidad de sus jugadores, desde una seria defensa que mantuvo todo el partido, mientras que los locales acabaron sin ideas (25-30).

Ambos equipos salieron imponiendo un intenso ritmo de juego y una férrea defensa, lo que se tradujo en un equilibrio, si bien los locales lograron tomar las riendas del partido en los primeros compases del mismo, merced a la seguridad aportada por Javi Díaz en la portería (5-3).

Pero cualquier error se pagaba caro, y cada exclusión que recibían los vallisoletanos era aprovechada por los riojanos para, en primera instancia, empatar el encuentro y, acto seguido, ponerse por delante en el marcador (8-9), pero no consiguieron adquirir mayores distancias.

Así, con alternancias en el electrónico, quedó constancia de la dificultad de ampliar las rentas, puesto que ambos desplegaban un sistema muy similar, propio de la escuela vallisoletana, basado en una seria defensa y en ataques estáticos bien ensayados, a falta de demasiados contraataques.

Pero, en los últimos compases de la primera mitad, los logroñeses supieron sacar rédito a los fallos locales, con malas lecturas en los lanzamientos -y la efectividad de Aguinagalde en la meta visitante-, para llegar al descanso con una ventaja de tres goles (12-15).

25 Recoletos

(12+13): Javi Díaz (César Pérez, ps), Garza (-), Turrado (-), Adrián Fernández (3), Serrano (1), Miguel Camino (-), Víctor Rodríguez (9), Río (2), Serdio (5), Diego Camino (3,1p), Fernando Hernández (2,1p), Viscovich (-), Roberto Pérez (-), Nico López (-).

30 Logroño

(15+15): Aguinagalde, Sánchez-Migallón (5), Javier Muñoz (6,3p), Garabaya (1), Kukic (3), Del Arco (4), Garciandía (5), Kusan (3), Cadarso (1), Montoro (1), Paredes (-), Rocha (1p).

Parcial cada cinco minutos:
2-1, 5-3, 6-6, 8-8, 10-10 y 12-15 (descanso); 13-16, 16-20, 17-21, 20-24, 22-27 y 25-30 (final).
Árbitros
Jesús Escudero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste (Federación cántabra). Excluyeron dos minutos a Adrián Fernández (m.11), Turrado (m.20), del Recoletas, y a Garciandía (min.19), Kusan (m.33), Javier Muñoz (m.51), Garabaya (m.57), del BM Logroño.
incidencias
Encuentro correspondiente a la decimoséptima jornada de Liga Asobal, disputado en el polideportivo Huerta del Rey ante cerca de 2.000 espectadores.

Tras la reanudación, los pupilos de Jota incrementaron la intensidad defensiva, lo que bloqueó las ideas ofensivas del Recoletos, que solo consiguió anotar un gol, de penalti, en los primeros ocho minutos, de ahí que la ventaja visitante alcanzara los cinco goles (13-18).

David Pisonero solicitó un tiempo muerto, y eso trajo consigo una reacción de su equipo, con dos buenas jugadas culminadas por Víctor Rodríguez que permitieron recortar diferencias (17-20). El técnico del BM Logroño no esperó para detener el tiempo y frenar ese empuje local.

Y lo consiguió. La experiencia y la calidad de jugadores como Garciandía, que reivindicó su protagonismo en el tramo final del partido, se impusieron a un Atlético Valladolid que no supo salir del pozo de sus errores y acabó supeditado al dominio visitante (25-30).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos