LIGA ASOBAL

El BM Logroño busca el calor

La plantilla del BM Logroño prepara su duelo ante Granollers. ::/Antonio Díaz Uriel
La plantilla del BM Logroño prepara su duelo ante Granollers. :: / Antonio Díaz Uriel

Los de Jota González iniciarán el viernes la recta final de la liga con la necesidad de brillar ante el Granollers

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Uno de las frases hechas más socorridas sobre climatología se resume en el conciso: «Cero grados. Ni frío ni calor». Así, con esa broma de gélida simplicidad, va a empezar el BM Logroño la segunda vuelta de la competición, tras una primera en la que se ha quedado ni frío ni caliente.

Después de quince partidos y un parón invernal que deja la primera vuelta en un recuerdo lejano, el viernes salta al parqué del Palacio de los Deportes el Granollers, uno de los rivales directos de las últimas temporadas y el termómetro ideal para medir a los franjivino. Con siete triunfos, un empate y siete derrotas y en la octava plaza de 16 equipos, la situación actual del BM Logroño es la del chiste. Cero grados.

Más

Pero lo bueno del deporte es que los estados fluctúan al ritmo de los triunfos. El viernes, ante Granollers la plantilla de Jota González se juega la identidad. Es decir, volver a ser un conjunto que pelea por Europa. Los vallesanos, que actualmente son quintos con cuatro puntos de ventaja sobre los franjivino, son uno de los rivales que más difícil pone las cosas al BM Logroño. En los dos últimos duelos, disputados en Granollers, los catalanes sumaron todos los puntos. Hay que remontarse al 7 de diciembre del 2016, en el Palacio, para deleitarse con una contundente victoria de los de Jota González (35-23) sobre los del Vallés.

Ángel Montoro no pudo entrenarse por una gripe, aunque se espera que el viernes pueda jugar

Repetir éxito supondría echar leña a la clasificación, reivindicarse y también calentar a una afición que desea despedirse del técnico pucelano disfrutando del balonmano veloz y pundonoroso que ha sido la seña de identidad del equipo en los últimos años.

Para Jota González, el Ciudad de Logroño «no está en la situación de otras temporadas», pero la obligación es la de «mirar hacia arriba». Y eso exige ganar el viernes, a pesar de las bajas, y recuperarse para el miércoles, cuando en el calendario aparece otra cita trascendental: Recoletas Valladolid. «Estos partidos decidirán si vas a luchar por Europa o no lo vas a hacer. Son encuentros de cuatro puntos porque sumas y evitas que un rival lo haga», analiza el técnico.

Sin los lesionados Juan Castro ni Ángel Fernández (éste llegará hoy del Europeo), ayer la plantilla sufrió otra baja: Ángel Montoro. Una inoportuna gripe impidió al toledano entrenarse ayer, aunque se espera que el viernes esté disponible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos