«Llegamos al Europeo con muchas ganas, pero también con mucha humildad»

«Llegamos al Europeo con muchas ganas, pero también con mucha humildad»
Ángel Fernández | Extremo del BM Logroño y de la selección

El cántabro disputa con España el Campeonato de Europa que comienza este viernes en Croacia

ELOY MADORRÁNLOGROÑO.

Para Ángel Fernández (29 años) la vida va con la quinta marcha metida. En cinco años ha pasado de jugar en el Torrelavega de División de Honor B a disputar con la selección española el Europeo de Croacia que comienza este viernes, y al final de temporada viajará a Polonia para jugar en el Kielce y pelear por todo en Europa.

- ¿Cómo llega la selección española a este Europeo ?

- Llegamos muy bien pero sabemos que un Europeo es muy complicado, si tienes un partido malo te vas a casa. Después del último torneo en Vigo y los entrenamientos que tuvimos la semana de Navidad, llegamos con muchas ganas, pero también con humildad.

- Un Europeo es un torneo muy exigente, sin selecciones fáciles. ¿Están concentrados?

- Sí, es cierto. Hay mucha gente que dice que nos vamos a jugar la primera plaza del grupo con Dinamarca, en el último partido de la fase de grupos. Pero si vamos con esa mentalidad seguro que viene la República Checa o Hungría y nos gana.

- Abren la competición el sábado, jugando contra la República Checa (18.15 horas). ¿Qué nos puede decir del rival?

- La principal dificultad es que se trata del primer partido y siempre hay nervios por ver cómo llegas y qué tal comienzas. En lo puramente deportivo, los checos juegan bien en ataque y combinan con el pivote. Pero, sobre el papel, es el partido menos complicado del grupo.

- El segundo compromiso es contra Hungría (lunes, 18.15 horas), un clásico europeo.

- Sí, es un habitual en estas citas. Ahora tienen como seleccionador a Xavier Sabaté, el técnico del Vezsprem, y es un equipo competitivo, con grandes jugadores. Pero tenemos que ganar ese partido, es vital para nuestros intereses.

- Y el último encuentro del grupo es contra Dinamarca (miércoles, 20.30 horas). Eso sí que son palabras mayores.

- Es el partido que marcará nuestro futuro en el Europeo. Son los actuales campeones olímpicos, hacen un gran balonmano con una selección llena de buenos jugadores. Nosotros esperamos llegar con dos victorias y a ver qué pasa.

- Para confirmar la dureza del Europeo, los cruces serán con los equipos que se clasifiquen del Grupo D formado por Alemania, Macedonia, Montenegro y Eslovenia.

- Aquí no hay regalos. Nuestro objetivo es pasar con tres victorias aunque, como digo siempre con el Ciudad de Logroño, más que nunca hay que ir partido a partido.

- Sin que sirva de precedente, es usted del Cholo en esta forma de pensar.

- Sí (risas), sin que sirva de precedente (Ángel es un fiel seguidor del Real Madrid).

- En los partidos de preparación se está repartiendo los minutos de juego con Valero Rivera. ¿Se encuentra cómodo con esta situación?

- En los extremos estamos jugando más o menos los mismos minutos. Lo cierto es que yo tengo buenas sensaciones. Nos vino muy bien la semana de entrenamiento físico antes de Navidad.

- Jordi Ribera está contando con usted desde que se hizo con las riendas de las selección española. ¿Se siente respaldado con la confianza del seleccionador?

- Siempre digo que esto se consigue haciendo las cosas bien en los respectivos clubes. Ahora estamos centrados en responder a esa confianza.

- ¿Su capacidad de defender en el segundo o en el avanzado del 5-1 le pueden dar más minutos de juego en un torneo tan exigente?

- Lo que intenta Jordi (Ribera) es mantener a todos los jugadores con chispa y por eso reparte los minutos. Yo, por ejemplo, estoy más ligado a jugar cuando está Dani Sarmiento en el centro, mientras que Valero juega más cuando está Raúl Entrerríos, por temas de sistemas defensivos.

- ¿Mantiene contacto con sus compañeros del Ciudad de Logroño?

- Sí, claro. Ahora sé que están metidos en la preparación física. Les mando ánimos porque es lo más complicado de estas pretemporadas, aunque es vital para tener fuerzas y realizar una buena segunda vuelta.

- ¿Supongo que su familia y sus amigos también estarán enviándole mensajes de ánimo?

- Sí, en Logroño ya saben que mis padres son un uno fijo en la quiniela a la hora de animar y que se apuntan a un bombardeo (risas). La verdad es que estoy muy agradecido a todo el mundo que me manda ánimos porque ahora estamos como aislados y cualquier mensaje nos ayuda a mantener la ilusión.

Agradecimientos

- Es su última temporada en Logroño y está resultando complicada, nada que ver con anteriores años. ¿Cómo está afrontando esta situación?

- Soy alguien que intenta sacar lo positivo. Siempre he dicho que se aprende más de las situaciones como las de la primera vuelta que de anteriores temporadas, cuando todo iba sobre ruedas. Esto nos tiene que servir para aprender. No hay que obsesionarse con lo que ha pasado, pero sí aprender. Me queda poco en Logroño y quiero disfrutarlo a tope. La verdad es que tengo una sensación de incertidumbre sobre el futuro después de cinco años en Logroño. Sólo tengo palabras de agradecimiento para todo el mundo.

- Dejar al equipo en puestos europeos sería una gran despedida para usted.

- Ese es el objetivo. Recuperar las buenas sensaciones de años anteriores y espero que nos vaya muy bien. No sé qué les habrá transmitido Jota a los compañeros pero hay que intentar que el equipo esté más suelto en la segunda vuelta y jugando mejor. Como ya dije al principio de temporada, mi objetivo es dejar al equipo lo más arriba posible. Cuando yo llegué, el equipo estaba en Champions. Igual eso es mucho, pero sí dejarlo en puestos europeos.

- Por cierto, ¿qué tal van las clases de polaco?

- Julen (Aginagalde) me va explicando cosas, pero cuando vuelva del Europeo tengo que ponerme más en serio porque es un idioma complicado y quiero ir con una buena base.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos