BALONMANO

Las lesiones empañan el debut

Juan del Arco se eleva para lanzar en un entrenamiento. Garciandia y Paredes tratan de detenerle. :: / Miguel Herreros

Las bajas de Migallón y Kusan obligan a Jota González a buscar parches para el primer amistoso ante el Atlético Valladolid

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

Las pretemporadas para los jugadores se hacen muy cuesta arriba. El trabajo físico manda y un profesional lo que quiere es jugar. Y ese día ha llegado para los integrantes de la plantilla del CB Ciudad de Logroño. El conjunto franjivino recibe esta noche, en el Palacio de los Deportes, a las 20.00 horas, al Recoletos Atlético Valladolid. Un encuentro que tiene carácter benéfico para la Asociación contra el Cáncer de La Rioja.

Las sensaciones con las que llega el equipo no son las esperadas. La lesión de Tomislav Kusan y las molestias en la espalda de Miguel Sánchez-Migallón han trastocado los planes de Jota González, que afronta este encuentro con la obligación de hacer parches. «Llegamos en un mal momento. Con las lesiones tenemos la defensa destrozada porque en el centro defienden Kusan y Sánchez-Migallón con Garabaya. Y si a Garabaya le ponemos solo para atacar ya estamos perdiendo días, no podemos hacer seis contra seis, no tenemos pivotes para atacar y defender. Esto rompe todos los esquemas de lo que queríamos trabajar en el partido», se lamentó Jota González.

La idea del técnico era colocar en pista a equipos que atacaran y defendieran, pero las lesiones obligan a Jota González a realizar muchos cambios y con la gente descolocada. «Nos puede servir porque esta situación -la falta de efectivos por lesión- es algo que nos puede ocurrir a lo largo de la temporada. En ese sentido, será un año complicado. Habrá que intentar que todos los jugadores puedan defender y atacar en sitios donde no imaginaban», añadió el míster.

El conjunto pucelano es un equipo reforzado, pese a perder a una de las promesas del balonmano español, Dani Dujshebaev. Sin embargo, la columna vertebral del conjunto dirigido por Nacho González (alumno de Jota González) es la de la campaña pasada. El Atlético Valladolid solo ha realizado tres cambios con respecto al pasado año.

El excentral del Villa de Aranda, Adrián Fernández, ha fichado por el cuadro vallisoletano en lugar de Alfonso de la Rubia, que la temporada pasada no jugó mucho. En lugar de Dujshebaev ha desembarcado Héctor González, que jugó el año pasado en el Benidorm, al que le caracteriza el lanzamiento exterior. Por último, el experimentado pivote Álex Garza, que ha jugado los últimos años en el Anaitasuna, reemplaza Luisma Lorasque. «Mantienen la base, ya tienen el estilo adquirido y no necesitan mucho tiempo para coger juego», explicó Jota González.

El Atlético Valladolid fue verdugo del Ciudad de Logroño en los últimos encuentros de la temporada anterior: «Es un equipo que sobre todo en su casa se ha hecho muy fuerte. El problema que tuvo la campaña pasada era que no ganaba de visitante».

A diferencia de otros enfrentamientos con el conjunto pucelano, el público que se acerque al Palacio no se encontrará con un duelo táctico. Las lesiones obligan a otras cosas a Jota González. «Ojalá que el resto del año no juguemos como lo vamos a hacer mañana (por hoy). Ojalá sea solo un experimento porque la gente lo que verá es una solución de emergencia», dijo. «La gente verá muchos cambios, jugadores que solo van a defender, otros que solo atacarán, que es lo contrario a lo que queríamos este año».

Fotos

Vídeos