CIUDAD DE LOGROÑO CB BENIDORM LIGA ASOBAL

«Gracias a la afición, los sentimos muy cerca. Seré un franjivino siempre»

Ángel Fernández lanza a portería durante un partido de la Liga de Campeones con el Ciudad de Logroño. :: juan marín
/
Ángel Fernández lanza a portería durante un partido de la Liga de Campeones con el Ciudad de Logroño. :: juan marín

El cántabro pone fin hoy a cinco años en Logroño, donde llegó de jugar en División de Honor B y se marcha tras ganar un Europeo con la selección Ángel Fernández Extremo del Ciudad de Logroño

ELOY MADORRÁN* EMADORRAN@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

Ángel Fernández (Astillero (16/9/1988) cierra un ciclo de cinco años vistiendo la camiseta del Ciudad de Logroño. Tras el verano su destino será el Kielce polaco.

- ¿Lleva pensando mucho tiempo en este momento?

- Sí, pero todavía no me he hecho a la idea. Creo que será después del partido cuando me empiece a dar cuenta de todo. Me da pena irme de un lugar donde me han tratado tan bien.

LA FRASE «Me voy de Logroño siendo el mismo chaval humilde que seguirá siendo así»

- Cinco años en Logroño en los que llegó de jugar en la B y se va con el oro en el Europeo y habiendo jugado cuatro años en la Liga de Campeones. ¿Se lo podía imaginar?

- Sinceramente no. Sabía que podía hacerlo. En la primera entrevista en Logroño me preguntasteis si me daba miedo jugar la Champions, y dije no. Por eso fiché por Logroño y por eso me voy ahora al Kielce.

- ¿Qué queda del Ángel que vino hace cinco años?

- La tontería (risas). El día a día, ir a entrenar con alegría, estar con los compañeros. Y queda la competitividad. Soy muy competitivo y eso a veces me ha llevado a momentos difíciles con compañeros, con Jota, con rivales... Pero me voy siendo el mismo chaval humilde que seguirá siendo así.

- Las lesiones le han respetado y, sin embargo, llega al Europeo y tiene mala suerte.

- Llevaba siete años en los que me había perdido sólo tres partidos por un golpe en la costilla. Llego al Europeo y... ¡fíjate que acción más tonta!

- ¿Sería capaz de señalar su peor y su mejor momento con la camiseta del Ciudad de Logroño?

- Es difícil. El peor quizá la eliminación de la Copa del Rey en Pamplona, ante Anaitasuna. Llegábamos bien y había mucha afición nuestra en la grada. Fue un palo muy gordo.

- ¿Y el mejor?

- Ha habido muchos. La clasificación para los octavos de Champions, alguna final de la Copa del Rey, de Copa Asobal, cuando ganamos al PSG, al Montpellier, el empate con el Flensburg... Y el primer año contra el Gorenje, el primer punto en Champions, que marqué diez goles.

- ¿De quién se acuerda antes de su último partido en Logroño?

- De todos los que perdiendo tiempo y dinero van a estar. Mi familia al completo, mi novia, mis mejores amigos de Cantabria. Pero también quiero acordarme de muchos compañeros y entrenadores que he tenido antes. Y de la afición de Logroño que me ha animado mucho, muchas gracias. Y de la junta directiva que siempre me ha tratado bien.

- ¿Durante años formó el trío calavera con Pedro Rodríguez y Pablo Cacheda?

- Sí. Los echo mucho de menos. Con Pedro juego casi a diario a la Play y con Pablo tengo una llamada pendiente. Miguel Sánchez también es del grupo y este año he estado bastante con él.

- ¿Qué mensaje le deja a la afición de Logroño?

- Lo primero es decirles gracias, tanto a la afición como a la comunidad como a la ciudad, por cómo me han tratado desde el primer día. Siempre he notado mucha confianza en ellos y yo he intentado corresponderles desde el parqué. Y ahora, aunque sean momentos duros para el club, ellos son el principal aval para el club. Que sigan así porque los sentimos muy de cerca. Seré un franjivino siempre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos