«Ganar a un equipo de Champions es moralmente muy importante»

Jota González, ayer, durante el encuentro ante el Ademar. :: D. Uriel
/
Jota González, ayer, durante el encuentro ante el Ademar. :: D. Uriel

El técnico del cuadro riojano destacó el trabajo defensivo de su bloque, que supo jugar en equipo y que se «dejó el alma en la pista» Jota González Entrenador del Ciudad de Logroño

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

Jota González era uno de los hombres más felicitados al acabar el encuentro de ayer. Protegido por su máscara de hombre serio, la procesión iba por dentro, aunque no escondió el agradecimiento hacia sus jugadores. «Para nosotros es una victoria importantísima porque llevamos un año muy duro. Ganar a un rival como el Ademar, que es un equipo de Champions y que lo está haciendo muy bien en Europa, es muy importante, sobre todo moralmente», observó el técnico en rueda de prensa.

A su juicio, todos sus jugadores «se dejaron el alma en el campo». «Han jugado bien, con mucha inteligencia, con los tiempos del partido y eso que el inicio ha sido muy malo: en ataque han encontrado demasiado al pivote y cuando hemos conseguido ajustar la defensa David Fernández nos ha metido goles de atrás», explicó el vallisoletano.

Y a partir de ahí, «como las hormiguitas», el equipo se fue creciendo poco a poco, lo que le sirvió para marcharse arriba al descanso (16-15). «En la segunda parte, el arreón final ha sido importante. Me ha gustado el temple, el sentido del juego y el trabajo en equipo», añadió.

Jota González reconoció que a principios de temporada nunca se plantearon luchar por la permanencia pero cuando el equipo estuvo seis jornadas en puestos de descenso «ha sido durísimo». «Pero debemos seguir con esa mentalidad de pensar en salir del descenso. Tenemos 15 puntos y luego, cuando se consiga, podremos pensar en otras cosas. No hay que creerse que con esto está todo hecho», advirtió. «Hay que saber controlar la euforia. Hay que seguir paso a paso, pensar en coger 20 puntos para estar tranquilos».

La clave del encuentro ha sido, para el técnico, que el equipo no se desesperó, que tras el mal inicio mejoró su defensa, y «no nos hemos vuelto locos». «Otra de las claves es que no hemos tenido muchas pérdidas de balón. Hemos fallado lanzamientos pero no hemos tenido excesivas pérdidas. El control del partido también ha sido muy importante», sintetizó el preparador técnico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos