Esfuerzo colectivo para seguir con vida

Imanol intenta jugar el balón ante la defensa de Mota. :: f.a. /
Imanol intenta jugar el balón ante la defensa de Mota. :: f.a.

Los franjivino superan un momento delicado en la segunda parte ante un Anaitasuna que vendió muy cara la derrota

E.M. MADRID.

Los primeros partidos en las competiciones al KO siempre son difíciles. Y más cuando se disputan en un horario poco habitual (12.30 horas). «Creo que el último partido que jugué a esta hora fue en juveniles», bromeaba Ángel Fernández durante el desayuno. El Ciudad de Logroño cumplió con su objetivo y se impuso a Anaitasuna confirmando así el gran momento de forma que atraviesa. Un colectivo exprimido al máximo pero que siempre cumple. ¿A ver qué pasa hoy?

32 CIUDAD DE LOGROÑO

30 ANAITASUNA

Comenzó muy bien el Ciudad de Logroño su partido de ayer en el Madrid Arena. La defensa riojana, su mejor arma, movía las piernas con rapidez. Garabaya y Miguel Sánchez reinaban en el centro y ponían en apuros al ataque navarro.

Paradas Pen.
01
Jakub Krupa 14/46 1/5
12
Gurutz Aginagalde 1/1 1/1
GOLES PEN.
02
M. Sánchez-Migallón 1/1
08
Ángel Montoro 1/1
09
Tomislav Kusan 4/8
13
Juan Castro 4/5
14
Javi Muñoz 4/4 1/1
19
Fabio Chiuffa 2/4 1/2
22
Rubén Garabaya 0/0
24
Lazar Kukic 5/5
25
Pablo Paredes 1/1
31
Juan del Arco 4/7
32
Ángel Fernández 3/6
33
Eduardo Cadarso 0/0
41
Imanol Garciandia 3/7
Paradas Pen.
25
Sergey Hernández 14/41 1/3
33
Norlander 1/3
GOLES PEN.
2
Gastón 1/2 00/00
3
Bazán 0/2 00/00
5
Cristian 4/4 00/00
8
Etxeberria 0/3 00/00
10
Mota 4/8 00/00
14
Ander 00/00 00/00
17
Chocarro 3/8 0/1
19
Ceretta 1/2 00/00
20
Goñi 0/0 00/00
24
Ugarte 2/2 00/00
26
Oswaldo 3/7 00/00
44
Elustondo 00/00 00/00
49
Nantes 11/12 3/4

El gran problema de los franjivino fue el ataque. Primero Lazar y luego Castro no supieron dirigir bien. Demasiadas imprecisiones. Primero Paredes al intentar jugar con Kusan. Y luego Del Arco que salió con muchas ganas, excesivas.

El cambio defensivo a 5-1 fue determinante para que Logroño pudiera remontar el partido

El marcador del Ciudad de Logroño se sustentaba gracias a las acciones personales de Imanol o Lazar, además de los aciertos de Muñoz y Ángel (dos de cuatro en la primera mitad).

Con 7-3 en el electrónico, Juanto Apezetxea tuvo que pedir tiempo muerto para aleccionar a sus jugadores. No surtió mucho efecto el parón porque Logroño siguió mandando en el marcador. Hasta cuatro goles de ventaja llegaron a disfrutar los pupilos de Jota González (11-7).

Entonces llegaron los peores momentos de los riojanos. Malas decisiones en ataque que Anaitasuna aprovechó para ponerse a un solo gol (11-10). El final de la primera parte fue un correcalles en el que Logroño llegó al gol número 13 antes del descanso, mientras que Anaitasuna llegó a 11 gracias a la inesperada aportación de Cristian en la posición de central.

La segunda parte comenzó con el Anaitasuna más enchufado al partido. Los jugadores de Juanto Apezetxea rápidamente neutralizaron la ventaja riojana incluso llegaron a ponerse por delante en el electrónico de un Madrid Arena con muchos niños en la grada.

Momento crítico

Con los franjivino fallando más de la cuenta en defensa y sin la solidez defensiva que exhibieron durante los primeros treinta minutos, los navarros voltearon el electrónico (19-21). Corría el minuto 42 y se encendían las alarmas en el banquillo del Ciudad de Logroño. Tiempo muerto de Jota González.

Ordenó el técnico pucelano un cambio de defensa que resultó determinante para la suerte del encuentro. Logroño volvía tomar la iniciativa (22-21). Para ese entonces el ataque riojano era una guerra de guerrillas. Se trataba de ganar el partido y Jota dio rienda suelta a sus jugadores. Fuera corsés. La verticalidad de Lazar Kukic y los lanzamientos a media distancia de Juan Del Arco fueron determinantes para adquirir dos goles de renta (25-23, 36-24, 27-25) que supieron administrar.

A Anaitasuna se le acababa el tiempo y su técnico ordenó presión en toda la pista. A pesar de algunos errores en el pase, no corrió peligro el triunfo de los franjivino porque el encuentro entró en una fase de intercambio de goles que beneficiaba al que iba por delante.

Finalizó el encuentro con ventaja de dos tantos para los riojanos (32-30) con muy buena nota para el colectivo por el esfuerzo realizado. Especial mención para Krupa en portería, además de Lazar, Del Arco y Javi Muñoz, efectivos cuando fue necesario.

Cuartos de final Copa del Rey

Partido disputado en el Madrid Arena ante 1.500 espectadores.

Árbitros: Antonio Martín y José Luis Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos