COPA DEL REY

El Ciudad de Logroño prepara su debut copero

Javi Muñoz se mide a Nordlander en la semifinal copera del año pasado en León. :: L.r.
/
Javi Muñoz se mide a Nordlander en la semifinal copera del año pasado en León. :: L.r.

Los riojanos se medirán en Madrid el viernes (12.30) al Anaitasuna, equipo al que se han enfrentado en las dos últimas ediciones

MARTÍN SCHMITT LOGROÑO.

Las sensaciones dentro del vestuario franjivino son espectaculares. La plantilla está pletórica de moral después de encadenar, ante el Puente Genil, la séptima victoria consecutiva en esta segunda vuelta que está llamada a ser histórica. Los franjivino han ganado 23 de los últimos 26 puntos en juego. De vencer los dos encuentros que le quedan -ante el Ademar en León y el Benidorm, en el Palacio de los Deportes-, igualarían la mejor racha del equipo de la temporada 2013/14, en la que en una vuelta solo perdió tres puntos.

Pero los riojanos deben aparcar su euforia liguera y trasladar ese ímpetu a la Copa del Rey. Siempre con prudencia. Paso a paso. Por eso, ayer el equipo empezó a trabajar sobre su adversario en cuartos de final, el Anaitasuna, al que ha derrotado en sus dos duelos ligueros de esta temporada, pero del que nadie se fía debido a su tremendo potencial.

De hecho, el primer enfrentamiento entre ambos, en la novena jornada, significó el antes y el después de este grupo. Porque el Ciudad de Logroño llegó a la Catedral ocupando la penúltima plaza, después de sumar dos victorias en ocho jornadas -ante al Atlético Valladolid y el Zamora-. Frente a los riojanos estaba un Anaitasuna que había ganado todo, tanto en Liga Asobal como en competición europea. Y con mucho corazón y amor propio, los riojanos se llevaron un triunfo (27-29) que supondría un cambio drástico de dinámica. A partir de ese encuentro, los de Jota González han ganado dieciséis partidos, han empatado en dos ocasiones (frente al Huesca y al Bidasoa) y han perdido otros dos -Benidorm y Barcelona-.

Los de Jota González han ganado los dos partidos disputados este año contra los navarros

En el segundo encuentro, disputado en el Palacio de los Deportes en la jornada 24 a finales de marzo, el Ciudad de Logroño no dio opciones al Anaitasuna. Derrotó con autoridad a un rival directo por las plazas europeas por 34-28.

El encuentro de este viernes (12.30 horas) será distinto. Porque la Copa es distinta. Se trata de eliminatorias a partido único y si el equipo no tiene su día, es imposible rectificar. Se trata de un rival, el Anaitasuna, al que se ha medido el equipo franjivino en las últimas dos ediciones. Y con desigual desenlace para los intereses riojanos.

En la Copa 2015/16 disputada precisamente en Pamplona, los navarros ganaron la semifinal contra un Logroño que evidenció demasiados problemas. Los locales se impusieron por 31-28 y jugaron su primera final ante el Barça.

En la temporada pasada, que se disputó en León en formato de Final a 8, los riojanos se desquitaron. Después de ganar en el debut al Cangas, los de Jota González se midieron al Anaitasuna, que había dado la sorpresa al dejar en el camino al Ademar. Y en un auténtico recital de los franjivino (derrotaron a los pamplonicas por 33-21) pasaron a una final que los riojanos disputaron hasta el final al Barcelona.

Pero todo eso es historia. El Ciudad de Logroño, con todos sus componentes, comenzó ayer a preparar el encuentro del viernes de forma concienzuda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos