Del Arco podrá jugar ante el Bidasoa

Montoro, Garabaya y Del Arco, estos últimos dos tocados, ante el Frigoríficos de Morrazo. /Juan Marín
Montoro, Garabaya y Del Arco, estos últimos dos tocados, ante el Frigoríficos de Morrazo. / Juan Marín

El lateral lleva sin entrenar un par de días a causa de dos golpes recibidos en Cuenca

Martín Schmitt
MARTÍN SCHMITTLogroño

El Ciudad de Logroño tiene una plantilla corta con respecto a los últimos años. Jota González sólo cuenta con catorce jugadores profesionales y Edu Cadarso, que esta temporada está jugando muchos más minutos que la campaña pasada. Quince efectivos para afrontar las treinta jornadas de Liga Asobal, la Copa EHF (el equipo franjivino fue eliminado por el Minsk) y la Copa del Rey, certamen que disputará del 4 al 6 de mayo próximos, en una ciudad aún por determinar.

Por este motivo, este año a los tocados se les mima mucho y todos en el conjunto riojano tocan madera, porque no ha habido que lamentar lesiones de gravedad. Quizá la más seria fue el esguince de rodilla de Ángel Fernández durante el Europeo, o alguna rotura fibrilar que haya alejado a algún jugador un par de semanas de las pistas.

Esta semana, el mimado ha sido Juan del Arco, que se trajo de Cuenca un par de golpes. Uno de ellos en el muslo; el otro, en la rodilla, en un choque fuerte con el lateral derecho Vainstein. Por tal motivo, el de Leganés, que está en un muy buen estado de forma, no se entrenó el lunes ni ayer. El lateral izquierdo madrileño se ejercitó al margen de sus compañeros, en el gimnasio del Palacio de los Deportes.

El Huesca no quiere perder pisada

El Bada Huesca buscará este miércoles ante el potente Helvetia Anaitasuna, ambos rivales directos del Ciudad de Logroño, una victoria que le permita meterse de lleno en la pelea por las seis primeras posiciones de la clasificación. Por otro lado, el Ademar, que ha perdido por dos meses por lesión al lateral Juanjo Fernández, recibe en su casa al MMT Seguros Zamora con el objetivo de ganar y mantener la tercera plaza de la Liga.

El FC Barcelona Lassa, con la mirada puesta en la última y trascendental jornada de la fase regular de la Liga de Campeones, visitará esta noche (20.30 horas), la difícil pista del BM Benidorm de Zupo Equisoain. Además, al Granollers se jugará, ante el Frigoríficos Morrazo, dos puntos muy importantes para no quedar descolgado.

Otro efectivo que no está al cien por cien de sus posibilidades es Rubén Garabaya. El asturiano sufrió una gripe con gastroenteritis que le impidió jugar un minuto ante el Ciudad Encantada. El pivote pudo entrenarse ayer y antes de ayer, pero todavía no se encuentra totalmente restablecido, además de haber perdido algo de peso.

Sin embargo, ni Garabaya ni Del Arco tendrán problemas para jugar el sábado ante el Bidasoa Irún, a las 20.00 horas en el Palacio de los Deportes. Si la dolencia del primera línea remite adecuadamente podrá ejercitarse hoy o mañana y ser de la partida el sábado ante los guipuzcoanos.

El de Avilés ya trabaja con normalidad con el resto del grupo, que hoy trabajará en doble sesión: gimnasio por la mañana, y por la tarde vídeo de análisis del rival y entrenamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos