Ángel Fernández y su oro ya están en Logroño

El campeón europeo del Ciudad de Logroño ya se encuentra en periodo de recuperación en la capital riojana de la lesión que le impidió disputar buena parte del torneo

LA RIOJA

No se puede estar más feliz. Lesionado pero inmensamente feliz. Ángel Fernández ya presume de oro en Logroño. El jugador del Ciudad de Logroño ha regresado de Croacia tras disfrutar de las victorias de España en la semifinal y la final del Campeonato de Europa.

El extremo del Ciudad de Logroño se quedó fuera de la selección y del torneo a las primeras de cambio debido a un inoportuno esguince de rodilla, tras un choque involuntario con el exfranjivino Álex Dujshebaev, durante el debut con la camiseta nacional frente a la República Checa en el Europeo. Pese a la mala fortuna de tener que abandonar el equipo, Fernández forma parte ya de esa selecta lista de jugadores que dieron el primer oro continental al balonmano español.

Todavía pendiente de poner a tope su pierna (no estará listo para el partido del viernes pero es posible que lo esté para el próximo miércoles), el cántabro ha contado sus sensaciones tras el título europeo. Pese a que dice que es "difícil encontrar adjetivos" para calificar la experiencia y sus sensaciones, Ángel acierta a explicar que ha sido "increíble e inolvidable". "Tienen que pasar algunos días para llegar a ser conscientes de lo que hemos hecho", cuenta el franjivino. "Estoy muy contento porque hemos dejado en el camino a selecciones tan potentes como Alemania, Francia u Suecia", añade.

Fernández no se olvida de aquellos que han colaborado para que la medalla cuelgue de su cuello. "Por jugar en el Ciudad de Logroño puedo estar en la selección -admite-. Por eso, quiero agradecer el apoyo que me ha dado el club, Jota, los jugadores y los aficionados".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos