Un amor no correspondido entre Logroño y la Copa del Rey

2010. El Ciudad de Logroño, tras perder frente al Barcelona. :: l.r./
2010. El Ciudad de Logroño, tras perder frente al Barcelona. :: l.r.

El equipo que entrena Jota González persigue su primer título oficial; dos finales ha disputado, las dos con derrota

ELOY MADORRÁN MADRID.

El Ciudad de Logroño persigue su primer título oficial desde que se instaló entre los mejores equipos del balonmano nacional. Sin duda una gesta complicada de conseguir por la talla de equipos con los que ha tenido que competir (los desaparecidos Ciudad Real o Atlético de Madrid, y el Barcelona). Sin embargo, los franjivino han firmado grandes actuaciones en el Copa del Rey, donde han llegado a disputar dos finales.

La participación de los riojanos en la Copa data del año 2010, cuando cayeron con el Barcelona en cuartos de final (36-28). Dos años después, en el 2012, de nuevo el equipo azulgrana apeó a los de Jota González de la competición en cuartos de final (28-26).

Pero la eclosión de los riojanos en la Copa del Rey fue en el año 2013, cuando ejercieron de anfitriones y se disputó en el Palacio de los Deportes de Logroño. Entonces, el equipo franjivino se plantó en la gran final después de acabar con Villa de Aranda en octavos de final (21-29), Ciudad Encantada en cuartos (35-27) y Puerto Sagunto en semifinales (31-25).

En la final del 2013, ante un Palacio de los deportes abarrotado, los franjivino cayeron ante el At. Madrid

Por el otro lado del cuadro, el Atlético de Madrid alcanzaba la final tras eliminar al Barcelona en una semifinal trepidante (28-31). Los de Jota González no pudieron hacer nada en la final frente a un Atlético intratable (28-38). Aquella competición sirvió para ver por primera vez el Palacio de los Deportes lleno hasta la bandera. Muchos seguidores del Ciudad de Logroño se 'engancharon' entonces al balonmano.

Peor fueron las cosas al año siguientes, cuando los riojanos cayeron frente al Barcelona B (39-38), pagando el sacrificio de jugar en Europa. Y tampoco fue bien la edición del 2014/5, cuando los riojanos cayeron contra el Barcelona en cuartos de final, cuando se jugaba una eliminatoria a ida y vuelta (39-28 y 35-29). Además, en el 2016, en Pamplona, Anaitasuna apeó a los de Jota González en semifinales (31-28).

Volvió a brillar el Ciudad de Logroño en la edición de la pasada campaña, cuando consiguieron meterse de nuevo en la final. Para ello tuvieron que deshacerse del Cangas en cuartos de final (32-27) y de Anaitasuna en semifinales (33-21). Una nueva final y un viejo rival, el Barcelona, que despertó del sueño a los riojanos al vencerles con claridad (29-34).

En la edición que finaliza hoy domingo en el Madrid Arena, los riojanos han llegado hasta la gran final después de vencer el pasado viernes por la mañana al Anaitasuna de Pamplona (32-20) y ganar ayer al Ademar de León en semifinales (21-20).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos