La Rioja

NATURHOUSE

Rocas se recupera de unos problemas en la espalda

logroño. Una jornada más o una menos. En las semanas del Naturhouse se tachan los días en el calendario. El objetivo es llegar al fin de semana y aparcar las malas vibraciones con un victoria ante el Anaitasuna.

La plantilla del Naturhouse trabajó ayer en el Palacio de los Deportes por la tarde. Antes tuvo la tradicional sesión de vídeo para analizar el juego del próximo rival.

El ausente del entrenamiento fue el extremo derecho Albert Rocas, que con molestias en la espalda se quedó trabajando en el gimnasio.

El jugador notó algo extraño en el entrenamiento del martes, aunque pudo terminar con normalidad el trabajo. Después de pasar la noche con alguna molestia, Albert Rocas se entrenó por la mañana con el resto de sus compañeros.

«Ya noté algo esta mañana, pero terminé el entrenamiento. Pero al acabar, cuando el cuerpo se enfría, me he quedado clavado. Así que hemos preferido no arriesgar. He estado en el gimnasio y he trabajado algo con Xenxo (el fisio)», comentó anoche el jugador.

La plantilla del Naturhouse vuelve a ejercitarse esta tarde. Rocas esperará a comprobar cómo evoluciona su dolor en la espalda para sumarse al trabajo de grupo. En cualquier caso, el propio jugador confirmó ayer que no corre peligro su participación en el encuentro del sábado.

El resto de jugadores, a excepción de Cacheda, se encuentran a disposición de Jota González.